Cuenta la historia que unos magos viajaron de oriente a Belén, guiados por una estrella. Como tantos en otros tiempos, ellos tenían en el corazón una nostalgia de trascendencia que los puso en camino hacia un lugar sagrado.

Iban en búsqueda de un niño que había nacido y que se convirtió en la respuesta a todas las preguntas. Aquellos que lo entendieron cambiaron sus vidas para siempre. Para muchos ese momento es recordado como la mayor declaración de amor de la historia humana y  marca un hito de un antes y un después.

Lo increíble que luego de 2 mil años otros siguen peregrinando hacia una estrella que les muestra el mismo camino pero en otras latitudes. En plena época de Navidad se celebra en el norte de Chile la fiesta grande de Nuestra Señora del Rosario de Andacollo.

Un pueblo minero de oro y cobre, en la cima de una montaña, con un poco más de 10 mil habitantes y que en el día de la fiesta atrae a cerca de 200 mil personas.

De una forma inexplicable aquí se vive al calor y la ternura de una madre, según nos dicen la misma de Jesús, la de Nazaret.

¿Cómo es posible entender todo esto? ¿Será acaso que el brillo del oro los habrá encandilado?

Conoce la historia y los personajes que encontramos investigando sobre esta fiesta en www.tesorosdelpueblo.cl

 

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.