¿Qué pensarías si te dijéramos que Cristiano Ronaldo pudo no haber nacido? ¿Te imaginas la historia del fútbol sin él?

Definitivamente Cristiano Ronaldo es uno de los jugadores más emblemáticos del mundo. Todos hablan de sus capacidades para dominar el juego, pero…

¿Alguna vez te has preguntado cómo empezó su historia?

María Dolores, la madre de Ronaldo, pasaba por un mal momento. Era el cuarto embarazo y sabía que este podía traerle dificultades en su casa. Por eso fue al médico para pedirle interrumpir su embarazo. ¡No podía tener este bebé!

El médico se negó y su explicación era que ella era muy joven y que no había impedimento físico para llevar a cabo una interrupción del embarazo.

Pero la angustia la invadía, ¿cómo Dolores iba a seguir con su embarazo si apenas podía alimentar a sus otros hijos? ¿Cómo este bebé le traería algún tipo de alegría?

Una vecina le recomendó una receta casera para abortar. Dolores siguió las recomendaciones pero … ¡no pasaba nada! ¡El embrión no salía de su cuerpo como la vecina le había indicado!

Viendo que el aborto no resultaba y que su médico no la “ayudaría”, Dolores decidió seguir la voluntad de Dios y dejar que el niño naciera.

La pobreza en la que vivía Dolores y su familia la hacían tener más convicción y pedir a Dios que sus hijos estudiaran para cambiar su situación, pero le daba miedo que, por necesidad, abandonaran sus estudios para trabajar y aportar en el hogar.

A medida que el embarazo avanzaba, el temor de Dolores se hacía más fuerte. Hasta que llegó el momento de dar a luz…

Sí, era un niño que traería alegría al hogar, tal como lo había dicho su médico. Incluso fue el mismo médico quien, al ver a este niño nacer dijo: “¡Con unos pies como estos, será jugador de fútbol!”

El nombre del bebé fue escogido por sus padres en honor a un actor estadounidense que Dolores admiraba: Ronald Reagan.

Fue así como llegó esta futura promesa futbolística al mundo y que fue bautizado como Cristiano Ronaldo dos Santos Aveiro.

Esta es la historia que pocos conocen sobre el popular CR7. Ojalá nos inspire para darnos cuenta que la vida hay que defenderla siempre y que la confianza en Dios (y en su voluntad) tiene que ser un pilar que nunca debemos mover.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.