A lo largo de la historia, hemos podido ver cómo las mujeres han luchado por hacer valer sus derechos en este mundo.

En el antiguo Egipto sí existian mujeres que ejercían oficios, pero en la antigua Grecia no eran más que un “hombre incompleto y débil”.

Desde el período de industrialización, cuando las mujeres comenzaron a trabajar en fábricas, a permitirles educación, hemos dado grandes saltos.

Mujeres guerreras se han encargado de encontrar su lugar en la sociedad, sin dejar de lado su feminismo. Podemos ver mujeres líderes en ciencia, política, economía, etc.

Pero, hoy hay un tema que preocupa a todo el mundo. El maltrato. Por qué las mujeres siguen siendo maltratadas será una constante incógnita, pero no por eso debemos callarnos frente a las violaciones, golpes y muertes.

Hay que tener ojo, ya que el maltrato no solo se puede realizar en un matrimonio, es más, cada vez se hace más frecuente ver a jóvenes maltratadas física y psicológicamente durante el noviazgo.

Lo importante es estar alerta a las señales que nos dan nuestras amigas, hermanas, primas, si están viviendo esta difícil situación.

  1. No sale con sus amigos habituales. Se aísla y no tiene ganas de salir.
  2. Tiene cambios en su manera de vestir.
  3. Su novio es celoso, controlador y posesivo, por lo que demanda atención y exclusividad de tiempo.
  4. Él suele tener una gran capacidad de persuasión y manipulación. Y le hace comentarios humillantes a su novia.
  5. Se siente torpe, insegura y demuestra dependencia del chico con el que sale.

A lo largo del mundo, se han creado fundaciones que ayudan a guiar a las mujeres que sufren este tipo de maltrato y a los familiares para poder detectarlo de forma temprana.

“Day One”, por ejemplo, es una organización contra la violencia machista en Estados Unidos, quienes han creado un corto llamado “No confundas amor con abuso” para mostrar lo que muchas jóvenes viven.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.