Don Juan Cabello fue detenido y torturado en Chile en 1973. Sufrió muchísimo ya que para él fueron años de injusticia e incertidumbre pero a pesar de todo él nunca dejó de creer en Dios. La esperanza se mantuvo intacta y más aún, logró perdonar y se declara un hombre feliz.

1 comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.