VIDEO:

https://www.youtube.com/watch?v=rCa8lfluo18

Vivimos en un mundo que no ha sido diseñado para personas con discapacidad, quienes constituyen más de un tercio de la población mundial. Frente a eso se abren dos caminos: nos resignamos o desafiamos la realidad.

El proyecto Wheel the World escogió la segunda ruta y decidió abrazar el desafío de la inclusión en el rubro del turismo y la recreación.

La idea nace en Chile de la mano de Alvaro Silberstein y Camilo Navarro, amigos apasionados por los viajes y la naturaleza.

A los 18 años, Silberstein, quien era jugador titular de rugby, sufrió un grave accidente automovilístico que lo dejó tetrapléjico con un 75% de inmovilidad en el cuerpo.

Sin embargo, su discapacidad no fue impedimento para seguir soñando en grande. En 2016 el ingeniero civil se propuso recorrer junto a sus amigos el Parque Nacional Torres del Paine, en la Patagonia chilena.

En diciembre de ese año hicieron realidad la travesía que contempló un programa de trekking y kayak para personas con silla de ruedas. Silberstein ocupó una silla Joelette, especial para el senderismo.

Pero eso fue solo el comienzo. La aventura se replicó en 2017 cuando decidieron llevar a la base de las Torres del Paine al pequeño Nicolás Paez, de 12 años, quien sufre una epilepsia refractaria que le impide caminar y comunicarse.

Tras 22 kilómetros de desafiante ascenso, Nicolás se convirtió en el primer niño impedido de caminar en llegar a la base de las Torres.

El equipo registró la aventura en un video que luego que se difundió con éxito en la redes sociales y llegó hasta Estados Unidos, desde donde recibieron cientos de solicitudes de personas con discapacidad que querían vivir la experiencia.

Hasta la fecha, Wheel the World ha logrado conquistar distintos recorridos en Chile, como la Isla de Pascua, Cochamó y Santiago, demostrando que la discapacidad no es impedimento para emprender aventuras fascinantes.

La silla de ruedas que ocupó Silberstein en la primera travesía en Torres del Paine ya ha sido utilizada por 6 personas después de él. En Rapa Nui el equipo dejó 6 sillas: 2 especiales para trekking, 2 bicicletas y otras 2 que flotan en el mar.

Entre los próximos recorridos de estos aventureros están San Pedro de Atacama en Chile y Machu Picchu en Perú. Para conocer más de este gran proyecto, ya sea para participar o realizar una donación, visita www.gowheeltheworld.com.

Y tú ¿Aún crees que la discapacidad es impedimento para vivir plenamente? ¿Conoces a  alguna persona en esta condición que lo crea? ¡Asume el desafío, comparte esta buena noticia y abraza la inclusión!

VIDEO:

https://www.youtube.com/watch?v=Ps-xUFR8pIs

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.