Me gusta llevar una vida sana, por lo mismo me trato de cuidar… físicamente. Pero, ¿qué pasa con la salud mental? ¿Cuido mi autoestima? Vix.com nos cuenta qué hábitos son los que bajan nuestro autoestima y cómo podemos tener pensamientos más positivos.

Se habla mucho de la importancia del lenguaje. Las palabras tienen fuerza, y no solo las que verbalizamos, también las que rondan en la cabeza, las que nos decimos a nosotros mismos. Y si esas palabras son negativas, nos creamos problemas psicológicos, sin quererlo.

La forma en que nos hablamos crea la narrativa de la vida, y si esa narrativa nos destruye, no vamos a poder tener confianza en nuestras habilidades y perdonar nuestros errores para poder aprender de ellos. El hábito que te impide tener una autoestima saludable son tus propios pensamientos negativos dirigidos hacia ti. Si tienes algún pensamiento como los siguientes, puede ser hora de cambiar.

Te disculpas demasiado

Obviamente, es sano disculparte cuando has dicho o hecho algo mal, pero pasarse con las disculpas “sucede cuando haces algo mal y no puedes dejar de decir ‘lo siento’”, dice Karen Koenig, autora y psicoterapeuta motivacional, para Bustle. “Otras veces, es posible que algo malo pase y tú te disculpes cuando no fue tu culpa”, agrega. El hábito de disculparte de más es en realidad el hábito de culparte de todo lo que pasa, dado que no te permites perdonarte. Esto puede hacerte sentir en deuda con otras personas, de una manera que no es sana.

Haces caso a tus miedos

Y aunque a veces te sirvan de algo, darles siempre la razón tampoco es sano. Tu mundo se achica cuando no te dejas salir de tu zona de confort y te repites constantemente que no puedes conseguir lo que quieres. La autoestima se construye saliendo al mundo, enfrentando y superando desafíos. Tus miedos no te hacen ningún favor.

Dices que sí a todo

Si ves tus errores como pequeños obstáculos en el gran camino de tu vida, eres más saludable que la mayoría de las personas. “Las personas con baja autoestima suelen ver el fracaso como algo fatal”, a diferencia de las que tienen una autoestima sana, que “ven el fracaso como un evento”, dice Drenner. Este evento, para las personas que se hablan a sí mismas de forma negativa, se convierte, con el tiempo, en su identidad.

No aceptas que digan cosas buenas sobre ti

A veces, cuando te hacen un cumplido, disfrazas de modestia comentarios como “no tanto como tú” o “no hice un tan buen trabajo”, en realidad estás rechazando recibir información positiva sobre ti, proveniente de otros. “Esto tendrá un impacto negativo en tu autoestima con el tiempo”, dice a Bustle la psicóloga Natalie Feinblat, “porque te estás disminuyendo a ti mismo ante otros”. Cuando te felicitan por algo, es porque realmente lo mereces.

Apuntas a la perfección

Creo que no hay nada malo en querer ser tu mejor versión. Pero si no aceptas que esa versión viene también con fallas, estás reforzando pensamientos negativos derrotistas. “Sabía que no iba a poder con esto” o “sabía que no iba a conseguir ese trabajo” son pensamientos que solo te tiran abajo. Es más saludable dar espacio para pequeños fracasos.

Sigue leyendo este artículo aquí.

Fuente: Vix.com

#FIT

¿Sabes realmente lo que es la autoestima? Mira este video de Giuliana Caccia

 

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.