Cuando hablamos de tecnología en el contexto educativo, nuestra primera idea puede ser la de pensar en elementos técnicos usados para impartir conocimiento. Los profesores actuales usan cada vez más la tecnología para sus clases, sea a través de computadores o sus aplicaciones: blogs, foros, sitios webs, etc.

Pero más allá de los elementos técnicos, la educación moderna también ha tenido una influencia en lo teórico. Neil Postman en su libro “The end of Education” designa a estos dos elementos como el problema de ingeniería y el problema metafísico. En el primero se pregunta cómo usar la tecnología para la enseñanza, mientras que en el segundo se busca entender las repercusiones que esta tiene en los estudiantes.

La tecnología no solo afecta el cómo, sino el porqué; no se trata solamente de técnicas sino de actitudes; si un maestro quiere realmente formar, debe enseñar ese “por qué”, ya que de ello depende la capacidad del alumno para adaptarse a lo novedoso y de no perderse en los detalles técnicos que varían y fluctúan constantemente.

Algunos docentes ven en las nuevas tecnologías un riesgo: por ejemplo el uso de smartphones durante las clases suele ser mal visto, ya que distrae al alumno de la atención que debe al profesor. Pero más allá de prohibir, el reto debe ser el incorporar tales tecnologías a la educación. Nada se logra con prohibir, se deben usar los recursos técnicos para dar soluciones novedosas. Una enseñanza que integre lo tecnológico, no sólo en su uso sino en la concepción misma de la realidad, preparará mucho mejor al estudiante y le dará herramientas para desenvolverse en el siglo XXI.

Por lo tanto, el desafío es lograr armonizar la tecnología en la vida educativa, dando a los estudiantes elementos de juicio junto con las herramientas técnicas necesarias para que en su día a día, hagan uso adecuado de los medios que pone a su alcance la vida moderna.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.