Hoy vamos a hablar de las modas y la felicidad.

Es normal que existan las modas. La pregunta que yo me haría es ¿por qué normalmente nos vemos y nos sentimos tan atrapados en esos modelos que nos presenta la sociedad?

Los estudios demuestran que con que una empresa invierta uno, recupera más de diez, según la inversión que hizo en la campaña publicitaria.

Yo diría 4 puntos que tenemos que tener en consideración, cuando hablamos de las modas en nuestra sociedad.

El primer punto es, me parece una falta de personalidad que muchos tenemos, es decir, al no conocernos buscamos a alguien, un modelo que nos ayude a entendernos a nosotros mismos.

En segundo lugar, experimentamos una necesidad de alguien que nos muestre el camino. Así como decíamos anteriormente no me conozco, no puedo saber qué voy a hacer con mi vida. Entonces, estos modelos, que suelen ser los que más nos llaman la atención, nos señalan un camino, por el cual, ojalá, podamos ser felices.

En tercer lugar, nos falta muchas veces, una visión crítica ante la realidad de estos modelos. Es decir, no tenemos un tiempo para parar y pensar si realmente lo que ellos nos enseñan, vale la pena, si es algo bueno para mi vida.

Y en cuarto lugar, estos modelos tienen una fuerza y una intensidad muy grande en nuestras vidas, es decir, la sociedad, la cultura, por medio de las películas, las series de televisión, las propagandas y tantos otros medios, como que nos bombardean y nos invaden literalmente, la cabeza, de cómo tenemos que vivir, cómo tenemos que comportarnos, cómo tenemos que actuar para encontrar esa felicidad que el mundo nos quiere enseñar.

Y termino con una pregunta muy sencilla. Tú, pregúntate: ¿Cuántas veces te dejas llevar por esos modelos, por esas modas?

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.