Si alguien acabara con la vida de mi hija de 4 años, quizás hoy el dolor sería mucho más grande que el que sentiría si lo hubiera hecho cuando tenía 2 meses de nacida. El tiempo y la relación hacen que hoy la quiera mucho más. Pero ¿qué sería más grave? ¿Qué alguien acabara con su vida hoy o cuando tenía dos meses de nacida? ¿Qué lo haga a los dos meses de nacida o a los dos meses antes de nacer? ¿Qué lo haga a las 15 semanas de gestación o a las 14?

La pregunta es: ¿Quién tiene derecho a acabar con la vida de alguien? Es verdad que lo que podamos sentir o vivir es importante, pero , ¿podemos poner eso sobre la vida de una persona?

Mujer libre, sí; mujer segura, sí; mujer sin violencia, sí; pero por vivir eso no permitiría que acaben con la vida de mi hija ni a los 60, 20, 4 años, ni a las 14 semanas de gestación. “Ya, pero no es tu hija”, diría alguien, “¿por qué te metes en la vida de otros?” Ok, no es mi hija; pero así como yo no puedo decidir acabar con la vida de mi hija de 4, tampoco lo debería hacer nadie con su hija o hijo antes de nacer.

Sé que este es un tema que tiene muchísimas aristas y también entiendo uno de los argumentos más presentes de lo de la práctica de abortos clandestinos y el riesgo sobre todo para madres adolescentes, pero entonces preguntémonos: ¿Qué estamos haciendo por esas madres los que estamos en contra o a favor del aborto realmente? ¡Qué fácil es para mí y para ti hablar desde acá! ¿Cuántas de esas mujeres tienen un rostro concreto para nuestra vida? ¿Conocimos realmente sus dramas? Creo firmemente que si seguimos peleando en el mundo de las ideas, sin rostros reales, estamos puro hablando y haciendo nada.

Con esto, ¡ojo! Me critico a mí mismo también. ¿Quiero salvar la vida de una madre? ¿Quiero salvar la vida de un hijo? ¿Quiero salvar las dos vidas? ¿Qué estoy haciendo de verdad? Hablar es fácil… a ver si nos ponemos de una vez a ayudar a las personas. Si alguien tiene sugerencias, por favor ayúdennos a dejar el discurso y comenzar a actuar.

#LOVE

El aborto deja graves secuelas en las mujeres que deciden ejercerlo. En este video Giuliana Caccia nos habla al respecto.

1 comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.