La Copa América es el campeonato de selecciones nacionales de fútbol más antiguo del mundo. 1916 fue el año que se inició está competición con la participación de Argentina, Brasil, Chile y Uruguay... El fútbol es pueblo, no en su versión ideológica, sino como expresión de vivencia enraizada en la gente. Para muchos es un sentimiento que se lleva en el corazón que nos hace gozar, disfrutar, sufrir. Pero también nos genera sentido de pueblo, de nación, de patria y que encaminado rectamente puede llevar a acrecentar un buen sentido de nacionalismo y amor por el terruño; el fútbol bien jugado en todos los rincones de nuestro continente es un espacio de transmisión viva de los valores humanos...
Hugo "el cholo" Sotil
Hugo “el cholo” Sotil

Cuando tenía 8 años de edad en 1975, en televisor blanco y negro, con señal vía satélite desde Caracas (Venezuela), pude ver ganar a mi selección peruana de fútbol su última gran victoria internacional: la Copa América. Le ganamos a Colombia 1-0 con gol de Hugo “el Cholo” Sotil, que jugaba en el glorioso Barcelona con los dos Johan, Cruyff y Neskeens. Nunca olvidaré la selección de Chumpitaz, Meléndez, Cubillas y Oblitas. Luego Perú ha clasificado a las Copas Mundiales de Argentina y España con una generación de oro reconocida internacionalmente. Han sido recuerdos muy especiales de mi vida. Pero lo que más valoro del fútbol es que me dio la oportunidad de compartir con mi papá, de hacer amigos y el gusto por el deporte y la competencia.

[pullquote]Muchísimos de nosotros desde muy pequeños hemos jugado al fútbol; algunos en una cancha oficial, pero las más de las veces hemos jugado en las no oficiales: el patio del colegio, en el parque, en la sala o cocina de la casa (el partido se acababa cuando la mamá nos sacaba de un chancletazo) o en el mínimo espacio plano que encontrábamos. Cualquier cosa que se deslizara por el piso podía convertirse en balón de fútbol: una tapita, unas medias viejas, raídas telas en desuso se podían convertir en una pelota de trapo. Arcos podían ser un garaje, unos troncos de árbol, dos piedras o simplemente las patas de unos muebles. Es el fútbol pobre, el fútbol que recrea y divierte, en donde el sudor mezclado con tierra pinta las caritas más felices que he visto en mi vida: la de los niños corriendo detrás de un balón.[/pullquote]

Hasta para el origen del fútbol hay competencia. Dicen que un deporte parecido se inició en la bella Florencia (Italia) con el nombre de Calcio (siglo XVI). Lo que hizo Inglaterra es adaptarlo y difundirlo al mundo. Esto ha dado pie a la novela Calcio con la redacción atrapante del ingenioso literato colombiano Costain, en donde fabulando sobre el origen florentino del juego pone en discusión el honor de los británicos que se ufanan de la creación del deporte rey. Lineker, el gran jugador inglés, dijo: «El fútbol es un deporte que inventaron los ingleses, juegan once contra once, y siempre gana Alemania». La última Copa del Mundo lo confirmó de nuevo.

285541_113510_1

La Copa América es el campeonato de selecciones nacionales de fútbol más antiguo del mundo. 1916 fue el año que se inició está competición con la participación de Argentina, Brasil, Chile y Uruguay. Gauchos, charrúas y cariocas son los que más veces han conquistado la Copa América. De América ha salido la tripleta de los considerados mejores jugadores del mundo: Pelé, Maradona, Messi. La discusión para saber quién es el mejor podría ser interminable. Y si mencionamos un cuarto el premio se lo lleva la Saeta Rubia argentina Alfredo Di Stefano. Justamente de él es la famosa frase: «Ningún jugador es tan bueno como todos juntos». Otros buenos jugadores latinoamericanos los secundan como Suárez, James, Cubillas, Zamorano, Valencia, Chilavert. El fútbolista latinoamericano tiene un talento y una picardía natural para el fútbol que hace de su juego algo vistoso, luchado y aguerrido.

En su versión 2015 es el pueblo chileno el que acoge una nueva Copa América. Las apuestas corren y el corazón palpita al ver a grandes jugadores defender a sus países. Hace unos días la página oficial de la Copa América dio a conocer –según la votación de sus lectores– el 11 ideal histórico de las selecciones latinoamericanas: En el arco el Pato Fillol. La defensa la integran Cafú, Elías Figueroa, Héctor Chumpitaz y Roberto Carlos. El medio campo y la delantera son de ensueño: Maradona, Cubillas y Pelé en la creación y para embocarla Batistuta, Messi y Ronaldo. ¿Qué te parece? Creo que no ha habido por ahora más grandes que estos. ¿Tú que dices?

El fútbol es pueblo, no en su versión ideológica, sino como expresión de vivencia enraizada en la gente. No es una moda porque estas son pasajeras. El fútbol pareciera que llegó para quedarse y se insertó en las venas de América. Para muchos es un sentimiento que se lleva en el corazón que nos hace gozar, disfrutar, sufrir. Pero también nos genera sentido de pueblo, de nación, de patria y que encaminado rectamente puede llevar a acrecentar un buen sentido de nacionalismo y amor por el terruño.

América es un continente de esperanzas. Es un continente joven. La sangre latinoamericana mestiza es hermosa, laten con fuerza en su corazón anhelos de fraternidad, solidaridad, comunidad, pertenencia, anhelos de sobresalir, de desarrollo y de triunfo. Y el fútbol puede ser un vehículo potente de expresión y consolidación de esos anhelos inherentes a la naturaleza humana. Hoy se habla mucho de aprendizaje experiencial y en ese sentido el fútbol bien jugado en todos los rincones de nuestro continente es un espacio de transmisión viva de los valores humanos, pero que se puede aprovechar mucho más. El pibe argentino Lionel Messi, hoy por hoy el mejor jugador del mundo, dijo: «Me preocupa ser más buena persona que ser el mejor jugador del mundo». Acojamos de corazón una enseñanza valiosa para nuestras nuevas generaciones y hagamos del fútbol un medio de humanización.

[pullquote]El juego es juego y eso debe ser. Hay ganadores y perdedores. A unos les toca gozar y a otros sufrir. Hay que prepararse, entrenar y buscar mejorar. Pep Guardiola afirma en este sentido: «La herramienta más educativa que yo he tenido ha sido a través del deporte. Allí he aprendido a aceptar la derrota, que otro es mejor, a levantarme después de no haber hecho bien las cosas, esforzarme para hacerlo mejor». Cuando el fútbol ocupa el lugar que le corresponde (algunos dirán que de las cosas menos importantes el fútbol es la más importante) se convierte en una competencia noble, adquiere una belleza estética inigualable y se despliega el gran espíritu épico de un deporte que se juega con coraje.[/pullquote]

Que esta Copa América sea una ocasión especial de unión de nuestros pueblos donde podamos ofrecer al mundo la versión más bella de nuestra raza mestiza: creyente, generosa, fraterna y solidaria.

© 2015 – José Alfredo Cabrera Guerra para el Centro de Estudios Católicos – CEC

José Alfredo Cabrera Guerra

José Alfredo nació en junio de 1967 en Lima (Perú). Es licenciado en Psicología en la Universidad Católica del Norte en Colombia como también Licenciado en Filosofía y Ciencias Religiosas de la Universidad Católica de Oriente también en Colombia.
Es Coordinador de Formación y Coaching de la Escuela de Negocios Humane en Guayaquil (Ecuador). Realiza psicoterapia en el PIAC (Psicoterapia Integral y Análisis Conductual). Es Director Regional en Ecuador del Centro de Estudios Católicos CEC.

View all posts

2 comments

Deja un comentario