¿Tiene algo que ver el deporte y la fe católica? Sí, tiene muchísimo que ver. Incluso diría que tiene todo que ver. El deporte y el cristianismo tienen una relación muy estrecha.
Incluso recordemos que el lema del Comité Olímpico Internacional es: “Citius, altius, fortius”, “Más alto, más rápido, más fuerte”. Es un lema cristiano que es el fundamento del deporte olímpico
Decía San Juan Pablo II: “El deporte es un instrumento de educación cuando fomenta elevados ideales humanos y espirituales. Cuando forma de manera integral a los jóvenes en valores como la lealtad, la pèrseverancia, la amistad, la solidaridad, la paz”.
Fíjense, deporte y cristianismo comparten muchísimo, tienen mucho que decirse mutuamente. A un cristiano el deporte le puede ayudar muchísimo a vivir sus virtudes cristianas, y al deporte, el cristianismo le puede ayudar a humanizarse y a elevarse.
Cuando nosotros hablamos del trabajo en equipo, la lealtad, la perseverancia, del “no al racismo” que el fútbol tanto predica, tiene todo que ver con el cristianismo; y cuando nosotros en el cristianismo hablamos de perseverar, de luchar, de tener esperanza, de estar con los demás, de preocuparse del otro, tiene mucho que ver con el deporte.
Así que deporte y cristianismo tienen esa relación muy estrecha y que es muy importante que nosotros profundicemos.
Para la Iglesia desde San Juan Pablo II sobre todo, que ha iniciado ese diálogo más cercano con el mundo del deporte, pasando por el Papa Benedicto y por el Papa Francisco, hay muchísimas citas sobre el deporte y nuestra fe que poco a poco, vamos a ir viendo.
¡Muchas gracias!

© 2017 – Alexandre Borges de Magalhães para el Centro de Estudios Católicos – CEC

Alexandre Borges de Magalhães

Alexandre nació en 1972 en Brasil. Es Bachiller en Teología y Licenciado en Pedagogía por la Pontificia Universidad Católica de Chile. En la actualidad es el Coordinador General del Movimiento de Vida Cristiana MVC. Reside en Lima (Perú).

View all posts

Add comment

Deja un comentario