Hoy tenemos muchas prioridades: “¡Aún tengo mucho mundo por conocer!”; “No, no puedo, estoy ahorrando para el departamento”; “Primero, termino el magíster”. Nada de esto está mal, pero si uno de nuestros mayores anhelos es formar una familia, ¿será que lo estamos posponiendo y poniendo otras prioridades en nuestra vida?

Saben que ahora están llegando con más frecuencia, mujeres mayores de 35 que desean tener bebés y todavía no logran el objetivo. O que desean tener bebés y lamentablemente, están demorando mucho.

¿Qué es lo que yo les contesto? Yo les digo siempre lo mismo, para todo eres joven, somos jóvenes, pero para lograr un bebé, más de 35 ya es una edad en la que la capacidad de fertilidad se empieza a reducir ligeramente. O si después de los 35 empiezas a buscar una solución para algún problema de fertilidad que tú tengas, las soluciones a veces ya no van a ser igual de eficaces.

Por lo tanto, para ti papá o para tí joven, que estás viéndome hoy día, te recomiendo lo siguiente: según los Estados Unidos, si quieres tener un bebé, por lo menos que sea antes de los 34. Si quieres tener dos o más hijos, será mejor que empieces a pensar en tenerlo antes de los 32, de tal manera que puedas lograr tu expectativa soñada de los hijos y no al revés, primero la parte laboral, la parte académica o la parte económica. Ninguno de esos tres factores logra vencer, a veces, el tema de la fertilidad.

Agregar commentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.