Su vida.

Y, de pronto, conciencia, vuelves
a habitar este cuerpo o despojo,
y lo alcanzo a mirar de reojo…

¡Y su amor me supera con creces!
¡Y su tierno mirar me cautiva!
E inaugúrase en mí la porfía

de una flama en eterno encendida
contra el tiempo y sus antojos
reclamándole su vida.

¡Subida de abismos tales!
Que mi vida no lo vale
ni mi mérito amerita

y que es gracia que no escojo
y agradézcole de hinojos
yo su vida.

© 2017 Centro de Estudios Católicos – CEC. El blog ArcaAbierta está a cargo de Renzo Chávez

Blog ArcaAbierta

ADELANTE, mi arca está abierta. Aquí podrás hallar compartido mi tesoro, mi corazón abierto. “Porque donde esté tu tesoro, allí estará también tu corazón”. En arca abierta, el santo tienta nostalgia de Dios.
Blog a cargo de Renzo Chávez.

View all posts

Add comment

Deja un comentario