Sordomudo.

Dime si soy sordomudo;
si es así, déjame verte
y ver tu Rostro y ayunos,
tus desvelos y tu muerte;

que mi suerte estaba echada
y mi vida ya perdida,
y el absurdo me rendía,
hasta hallome tu Mirada.

Desde entonces, aquel día,
debaten con tu Palabra
mi estulticia testaruda
y mi tibia esclerocardia

y yo ruego, tartamudo,
con saliva y con preces
me renazcas.

© 2016 Centro de Estudios Católicos – CEC. El blog ArcaAbierta está a cargo de Renzo Chávez

Blog ArcaAbierta

ADELANTE, mi arca está abierta. Aquí podrás hallar compartido mi tesoro, mi corazón abierto. "Porque donde esté tu tesoro, allí estará también tu corazón". En arca abierta, el santo tienta nostalgia de Dios.
Blog a cargo de Renzo Chávez.

View all posts

Add comment

Deja un comentario