MarcharmeniansLa palabra genocidio se define como el exterminio sistemático de parte de un grupo nacional, étnico, racial o religioso. Hace cien años Turquía fue testigo de la muerte violenta de cerca de un millón y medio de cristianos. Esta matanza, según dijo el historiador alemán Michael Hesemann en entrevista al portal Aleteia, era «solo una parte de un plan más grande -el exterminio de todas las minorías no musulmanas en el Imperio Otomano»-, bajo la excusa de que el Estado sería más fuerte entre más homogeneidad existiera.

Quienes se salvaron tuvieron que huir por el desierto, caminando cientos de kilómetros y expuestos al hambre, robos y violaciones. Además miles de iglesias y monasterios fueron profanados y destruidos.

Los aniversarios ayudan a que este tipo de atrocidades no caigan en el olvido, a que la humanidad pueda hacer un examen de conciencia sobre cómo está la convivencia entre diferentes culturas, pues como dijo el Papa Francisco en la Basílica de San Pedro, «donde se pierde la memoria, quiere decir que el mal mantiene aún la herida abierta».

La reacción de parte del estado turco no se hizo esperar. Dijeron que se trataba de “una calumnia”. El gobierno retiró al nuncio apostólico Monseñor Antonio Lucibello y llamó a consultas al embajador de Turquía ante la Santa Sede Mehmet Pacaci.

Estas fueron las palabras del Papa que irritaron a los turcos: «La humanidad conoció en el siglo pasado tres grandes tragedias inauditas: la primera, que generalmente es considerada como “el primer genocidio del siglo XX” (citando a Juan Pablo II y Karekin II, en una declaración conjunta realizada en 2001), afligió a vuestro pueblo armenio -primera nación cristiana-».

¿Qué se gana con reconocer una matanza bajo el nombre de genocidio? Se logra «pedir perdón a los descendientes de las víctimas por algunos de sus antepasados», según indica el diario La Repubblica de Italia, en un artículo en el que se refería a esta masacre, la cual ha recibido el reconocimiento de genocidio por parte de 22 países.

[pullquote]Fruto de las palabras del Papa, el pasado miércoles el Parlamento Europeo aprobó una resolución que solicita al gobierno turco «asumir su pasado, reconocer el genocidio armenio y, de esta manera, allanar el camino para una verdadera reconciliación entre los pueblos turco y armenio».[/pullquote]

Quisiéramos que el reconocimiento de este hecho con la palabra de genocidio pudiera devolver la vida a tantos muertos inocentes. Sin embargo, el Papa con sus declaraciones, pide que a los hechos se les llame por su nombre, que una matanza como la ocurrida hace cien años no se adorne con eufemismos que pueden aminorar su gravedad y que el mundo no siga viviendo esa “tercera guerra mundial a pedazos”, en la que siguen muriendo tantos inocentes en diversos rincones del planeta mientras que aumenta en el mundo la “globalización de la indiferencia”.

© 2015 – Carmen Elena Villa Betancourt para el diario El Colombiano. Publicado el 21 de abril de 2015.

Carmen Elena Villa Betancourt

Carmen Elena es integrante de la Fraternidad Mariana de la Reconciliación.

View all posts

Add comment

Deja un comentario