¿Has escuchado de santos con “cuerpos incorruptos”? Son aquellos santos cuyos cuerpos al morir se mantienen intactos. ¿Cómo saber si es verdad?

Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra,  pues de ella has sido tomado, ya que polvo eres y al polvo volverás” (Gen 3,19) ¿Cómo aplicaría esta sentencia para personas cuyo cuerpo permanece incorrupto? Dios, en algunos casos, y anticipándonos un poco lo que será la resurrección final otorga el don sobrenatural de la preservación que desafía las leyes de la naturaleza, a través de hermanos que, con su historia de vida nos dan testimonio de que es posible llegar a la Patria Celestial.

La existencia real de santos con cuerpos incorruptibles deben poner nuestra mirada en lo esencial: la santidad.

“Estamos llamados a ser santos viviendo con amor  y ofreciendo el propio testimonio cristiano en las ocupaciones de cada día” (Papa Francisco)

Departamento Editorial del CEC

Soy un joven como tú que busca dialogar sobre diversos temas que nos importan y que influyen en nuestra vida cotidiana. Creo profundamente que a Dios nada de lo humano le es ajeno y por lo mismo su luz puede iluminar todas las realidades. Por eso, no tengo miedo en que hablemos de cualquier cosa, siempre poniendo el respeto por delante ¿Te animas?

View all posts

Agregar commentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.