Hoy en nuestra sección Sacramentos.FE, un tema fundamental para la vida cristiana: ¿Qué es el pecado original? ¿Cuáles son sus consecuencias? Te invitamos a ver y compartir:

Y acompañemos la reflexión con estos textos:

Pecado Original

El pecado original se produjo a causa de la tentación de Adán y Eva por la cual trajo el primer pecado en el mundo; la consecuencia de ese primer pecado, es la mancha hereditaria con la que todos nacemos a causa de nuestro origen o descendencia de Adán.

El Pecado Original en profundidad:

El mal no surge de la nada, sino que tiene su origen en el pecado.

Existe una íntima unión entre Dios y el hombre, pero ésta se rompe a causa del pecado.

El deseo de independizarse de Dios, es lo que lleva al hombre a caer. Cede a la tentación de la serpiente, representación del demonio y padre de la mentira y entra en diálogo, se cree sus mentiras: “seréis como dioses” y rompe su obediencia a Dios.

El árbol es el símbolo del límite que Dios pone al hombre para que se reconozca como criatura, para que se mantenga en su lugar de hijo.

Todos los hombres –excepto la Santísima Virgen María– venimos al mundo con el pecado original en el alma, y con las consecuencias de aquel primer pecado. Por este pecado, todos los hombres nacemos sin gracia santificante y sometidos a las malas inclinaciones.

Por eso Dios para poder librarnos de estos males y del pecado original envío al Hijo de Dios hecho hombre. Nos da el Sacramento del Bautismo para que a través de él podamos ser redimidos, lavados de nuestros pecados para entrar de nuevo en un estado de gracia y en una nueva vida de armonía y unión íntima con Dios, aunque siempre nos vamos a encontrar frente a un combate espiritual en nuestras vidas.

La realidad del pecado original es Dogma de Fe.

Catecismo:

404 ¿Cómo el pecado de Adán vino a ser el pecado de todos sus descendientes? Todo el género humano es en Adán. Por esta “unidad del género humano”, todos los hombres están implicados en el pecado de Adán, como todos están implicados en la justicia de Cristo. Sin embargo, la transmisión del pecado original es un misterio que no podemos comprender plenamente. Pero sabemos por la Revelación que Adán había recibido la santidad y la justicia originales no para él solo sino para toda la naturaleza humana: cediendo al tentador, Adán y Eva cometen un pecado personal, pero este pecado afecta a la naturaleza humana, que transmitirán en un estado caído. Es un pecado que será transmitido por propagación a toda la humanidad, es decir, por la transmisión de una naturaleza humana privada de la santidad y de la justicia originales. Por eso, el pecado original es llamado “pecado” de manera análoga: es un pecado “contraído”, “no cometido”, un estado y no un acto.

405 Pero la naturaleza humana no está totalmente corrompida: está herida en sus propias fuerzas naturales, sometida a la ignorancia, al sufrimiento y al imperio de la muerte e inclinada al pecado (esta inclinación al mal es llamada “concupiscencia”).

Citas de la Biblia:

“Por medio de un solo hombre el pecado entró en el mundo, y la muerte mediante el pecado, y así la muerte se extendió a todos los hombres porque todos habían pecado” (Romanos 5:12)

“Y la mujer respondió a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer; pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, para que no muráis. Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis; sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal. Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella”. (Génesis 3 2:6)

Frases del Papa Francisco acerca del Pecado Original:

El Espíritu Santo en el Bautismo cristiano es el artífice principal porque es Él quien “quema y destruye el pecado original”, liberándonos de las tinieblas y trasladándonos al reino de la luz.

El apóstol nos dice que no viene de Dios, sino de nuestras pasiones, de nuestras debilidades interiores, de las heridas que ha dejado en nosotros el pecado original: de allí vienen, las tentaciones, de estas pasiones y esto a la vez produce caer en estado de muerte. Y curioso, la tentación tiene tres características: crece, contagia y se justifica.

Frases de Benedicto XVI acerca del Pecado Original:

Por eso, si en la fe de la Iglesia ha madurado la conciencia del dogma del pecado original, es porque este está inseparablemente vinculado a otro dogma, el de la salvación y la libertad en Cristo. Como consecuencia, nunca deberíamos tratar sobre el pecado de Adán y de la humanidad separándolos del contexto de la salvación, es decir, sin situarlos en el horizonte de la justificación en Cristo.

El ser mismo no es simplemente bueno, sino abierto al bien y al mal. El mal es tan originario como el bien. Y la historia humana desarrollaría solamente el modelo ya presente en toda la evolución precedente. Lo que los cristianos llaman pecado original sólo sería en realidad el carácter mixto del ser, una mezcla de bien y de mal que, según esta teoría, pertenecería a la naturaleza misma del ser.

Frases de san Juan Pablo II acerca del Pecado Original:

El árbol de la ciencia del bien y del mal, como expresión y símbolo de la alianza con Dios, rota en el corazón del hombre, delimita y contrapone dos situaciones y dos estados diametralmente opuestos: el de la inocencia original y el del pecado original, y a la vez del estado pecaminoso hereditario en el hombre que deriva de dicho pecado.

El pecado original y la concupiscencia afectan las experiencias originales. Nos cuesta sentir a Dios en nuestras vidas.

Preguntas para profundizar acerca del pecado original:

¿Qué implicaba comer del fruto prohibido?

Comer del fruto prohibido implicaba caer en estado de muerte y Dios ya lo había prevenido pero la tentación del diablo fue más grande que la voluntad y amor a nuestro Padre por lo que se ve corrompida la unión del Padre con sus hijos.

¿Qué medidas ha tomado Dios para reparar el daño causado por el hombre?

Por amor a los humanos fue capaz de entregar a su único hijo para que se nos borrara el pecado original, y esto lo podemos apreciar gracias al sacramento del bautismo a través del agua bendita que nos purifica, limpia. El Hijo de Dios vino para ser servir, no para ser servido y fue tal su amor por todos nosotros que fue capaz hasta de entregar su vida en la cruz para salvarnos.

¿Cuál es la diferencia entre el estado y el acto de pecado y sus consecuencias?

La diferencia entre el acto de pecado y el estado de pecado. Pues bien, tratándose del pecado original cabe la misma distinción. El acto fue cometido por Adán y pasó. Las consecuencias de ese acto, o sea la privación de la gracia y del derecho al cielo, perduran y afectan a todos sus descendientes. Por eso, el pecado original es llamado “pecado” de manera análoga: es un pecado “contraído”, “no cometido”, un estado y no un acto.

¿Cuál o cuáles fueron las consecuencias del pecado original y a qué grado quedó corrompido el hombre?

El pecado disminuyó en el hombre la inclinación al bien y llevo a la concupiscencia. La inclinación a la virtud es natural al hombre, porque obrar conforme a la virtud, es obrar conforme a la razón; pero, después del pecado, tender a la virtud resulta difícil y costoso. Sin embargo, es falsa la doctrina según la cual la naturaleza humana quedó a tal grado corrompida, luego del pecado original, que ya es incapaz de obrar el bien. La fe católica indica que quedó herida, enferma, pero no corrompida.

¿Se trata de un misterio y dogma de fe el pecado original?

El pecado original es dogma de fe y también es un misterio. Hay en él cosas que no podemos comprender, aunque tampoco enseña nada que contradiga de lleno la razón. Por otra parte, el dogma del pecado original ayuda mucho a explicar la debilidad y malas inclinaciones del hombre, que de otra suerte quedan sin explicación satisfactoria.

¿Qué implica pecado original? ¿Entre quienes causa una ruptura? ¿Todos lo poseen?

El pecado original con el que todos nacemos es la privación de la santidad y justicia originales. El pecado introduce en el mundo una cuádruple ruptura: la ruptura del hombre con Dios, consigo mismo, con los demás seres humanos y con la creación toda. Todos los hombres poseen el pecado original, con excepción de Nuestro Señor Jesucristo y de la Santísima Virgen María. Cristo no incurrió en él por derecho de naturaleza, ya que por su concepción milagrosa no estaba sometido a la triste herencia de Adán. La Virgen María tampoco lo contrajo, aunque ya no por derecho, sino por especial privilegio de Dios, que se llama su Inmaculada Concepción.

Centro de Estudios Católicos

El Centro de Estudios Católicos CEC nace en 1969 en Lima (Perú), como una iniciativa de un grupo de jóvenes universitarios.

View all posts

Add comment

Deja un comentario