Charles Darwin es famoso por haber propuesto la teoría de la evolución. Pero ¿Sabías que mucho antes un jesuita chileno se adelantó a su trabajo científico?
Juan Ignacio Molina nació en 1740, y desde los 15 años escuchó el llamado del Señor a consagrar su vida a Él. Es por ello que ingresó en la Compañía de Jesús. Desde sus primeros pasos como religioso manifestó una gran inclinación por los estudios científicos y de humanidades. En 1767 se vio obligado a salir de Chile, al ser expulsada esta orden de España y sus dominios.
Salir de su país natal por seguir su vocación no fue nada fácil. Menos aún, cuando ello le implicó separarse de su madre a quien tanto amaba y de su tierra, en la que realizó importantes estudios de botánica. Es en medio del exilio en donde se ordenó sacerdote, confirmando su vocación en medio de la prueba de su comunidad.
Viviendo en Italia escribió la mayor parte de su obra; y es a través de dos escritos que se convirtió en uno de los predecesores de Darwin: Analogías menos observadas de los tres reinos de la Naturaleza, y Sobre la propagación del género humano en las diversas partes de la tierra.
«Ambos trabajos apuntaron al análisis de la evolución humana proponiendo, 44 años antes que Charles Darwin, una teoría sobre la evolución gradual de la especie humana, argumentando que la naturaleza no se divide en tres reinos (animal, mineral y vegetal), sino que en tres especies de vida: La formativa, la vegetativa y la sensitiva.
Asimismo, dentro de sus investigaciones, el Abate Molina llegó a proponer que las diferencias en la raza humana se debían a factores climáticos y geográficos» ((ver http://www.portaldelpatrimonio.cl/abate-juan-ignacio-molina/))
Ahora bien, llama la atención que Molina o “el Abate” como era conocido en su tiempo, estando en medio del exilio, alejado de la tierra que lo vio nacer, hubiera escrito sus primeras obras en referencia justamente a Chile. Es así como en 1776 escribió: Compendio de la historia geográfica, natural y civil del reino de Chile; en 1782 terminó su Ensayo sobre la historia natural de Chile, con una segunda edición producida para el año 1810. Es estas obras abordó diversos temas: climáticos, botánicos, geológicos, zoológicos, mineralógicos y geográficos de Chile.

© 2017 – Centro de Estudios Católicos – CEC

Centro de Estudios Católicos

El Centro de Estudios Católicos CEC nace en 1969 en Lima (Perú), como una iniciativa de un grupo de jóvenes universitarios.

View all posts

Add comment

Deja un comentario