Al físico Francés Antoine Henri Becquerel se le atribuye el descubrimiento de la radioactividad; obtuvo el premio Nobel de física en 1903.


Es hijo de Alexandre-Edmond Becquerel, quien estudió el espectro solar, el magnetismo, la electricidad y la óptica, y es nieto de Antoine Cesar Becquerel, pionero del estudio del fenómeno de la luminiscencia e investigador de la piezoelectricidad.

Esta familia de científicos no solo se caracterizó por los grandes aportes a la ciencia sino por una base religiosa y moral muy arraigada.


Antoine Henri Becquerel, también se desempeñó como docente en el Museo de Historia Natural de Francia y en la École Polytechnique.


Fue galardonado con las siguientes medallas: Medalla Rumford en 1900, medalla Helmholtz en 1901, y Medalla Barnard en 1905.

Sus grandes aportes en el estudio de la radioactividad trajeron muchos beneficios a la humanidad, ya que, a través de ella, se obtiene energía nuclear y puede utilizarse en medicina como radioterapia y radiodiagnóstico, así como en aplicaciones industriales para medir espesores y densidades.

La familia Becquerel, nos regala un mensaje sobre la centralidad de Cristo en los hogares con cuyos frutos palpables se beneficia no solo la Iglesia sino también el mundo científico y con él , a la humanidad entera.

 

© 2017 – Centro de Estudios Católicos – CEC

Departamento Editorial del CEC

El Departamento Editorial del CEC tiene a su cargo la gestión del programa de publicaciones, la organización de los sistemas de evaluación de originales, la corrección de manuscritos (impresos o electrónicos) y la dirección del proceso de producción en todos los niveles de trabajo. El Departamento Editorial está a cargo del Director Editorial y su equipo de trabajo.

View all posts

Add comment

Deja un comentario