Esta es la historia de Bernardita Correa. Creció en una familia muy católica y conservadora, y en el primer año de universidad formó parte del proyecto liderado por Felipe Berríos “2000 mediaguas para el 2000”. Desde ese entonces ella vio una realidad distinta a la que conocía, en la cual conoció el sentido cristiano de la justicia social.

Bernardita Correa trabaja como directora ejecutiva de la Fundación Padre Hurtado.

 

Fuente: Razón en Cristo-REC

Agregar commentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.