Cuando vi la imagen del Papa Francisco en ese video al lado del logo enorme característico de una charla TED no pude evitar preguntarme: ¿Qué hace él ahí?

El mensaje pregrabado, que dura 18 minutos, fue transmitido por primera vez el pasado miércoles 26 de abril, durante un encuentro en Vancouver, Canadá, llamado: “El futuro eres tú”, y ya fue subtitulado en más de 20 idiomas.

Lo que más me llamó la atención no fue tanto lo que dijo, de lo cual ya han hablado ampliamente los medios. Es innegable que su mensaje es inspirador pero realmente quienes seguimos al Papa ya hemos escuchado bastante, aunque nunca suficiente, de la cultura del encuentro.

Lo que sí captó mi atención como periodista fueron dos cosas que me parecen importantes: Cómo lo dijo y dónde lo dijo.

Cómo lo dijo

Lo primero que destaco en relación a cómo lo dijo es el esfuerzo por traducir el cristianismo a un lenguaje del siglo XXI. El Papa sabía que se estaba dirigiendo principalmente a académicos e innovadores, científicos y expertos en tecnología y sabiendo que probablemente lo iban a ver personas quizás por primera y única vez.

En esto me llamó la atención que no dio nada por hecho. Eso se notó en la pedagogía que usó por ejemplo al hablar de la parábola del Buen Samaritano que aunque es muy conocida para los católicos no lo es necesariamente para el resto del mundo, por lo tanto la contó completa.

También hizo una aplicación del mensaje cristiano para el mundo hiperconectado de 2017 cuando habló de la importancia de preservar las conexiones humanas por encima de las comunicaciones digitales.

Se dirigió no sólo a los creyentes sino que dio un mensaje a la humanidad cuando dijo que necesitamos los unos de los otros porque ninguno es una isla, todo está vinculado y que las nuevas tecnologías deberían apuntar a una mayor equidad e inclusión social.

Después de ver la charla me di el tiempo de leer mensajes en el canal de Youtube de las charlas TED y me sorprendió descubrir las reacciones sobre todo de personas que no se consideran creyentes:

“Qué momento histórico … soy agnóstica y me siento profundamente conmovida por esto. Qué mensaje tan poderoso “.

“Aunque yo no soy religioso, realmente aprecio el mensaje transmitido aquí por Su Santidad. Acabo de tener una discusión inútil en una sección de comentarios, donde alguien argumentó que ciertos medicamentos para salvar vidas de enfermedades raras son tan caros, que la sociedad en su conjunto debe dejar que los pacientes vayan a la quiebra o mueran, en lugar de ayudar colectivamente “.

“¡Soy un ateo pero el Papa Francis Rocks!”.

“Esto no es un mensaje de cristianismo, es un mensaje de humanidad”.

“Un mensaje que cualquier persona, de cualquier religión, puede respetar y tomar en serio”.

“El Papa es un tipo cool. Gran video, nunca lo había oído hablar antes, si más gente escuchaba sus palabras entonces estaríamos en camino de arreglar nuestro mundo roto”.

“Seamos honestos. Puede que no esté de acuerdo con el Papa todo el tiempo, pero aquí habla la verdad “.

“Como ateo, siempre me sorprende lo mucho que puedo relacionarme con este Papa. Lo bueno que este hombre está haciendo como líder mundial es bastante impresionante. Especialmente en un momento en que tantos líderes mundiales están actuando como bandidos de Bond”.

Dónde lo dijo

Lo segundo es dónde lo dijo. Nunca antes un Papa se había sumado al panel de expositores de TED y es que se trata de un Pontífice que quiere hablar de la forma más cercana posible y que busca alcanzar a tantos públicos como pueda para llegar también a los nuevos territorios de la cultura digital.

Tiene mucho sentido entonces que Francisco haya aceptado estar en una charla TED, Tecnología, Entretenimiento, Diseño (en inglés: Technology, Entertainment, Design), ya que estamos hablando de una organización que tiene alcance viral. En concreto son 1.000 millones de espectadores al año, 100 idiomas y 2.250 conferencias durante todos estos años desde sus inicios en 1984.

Basta poner en google charlas TED para encontrar miles de resultados y títulos como: Las 10 Charlas TED que te inspirarán a alcanzar el éxito, 8 charlas TED para ser mejor persona o 8 charlas de TED que cambiarán tu vida.

Como la ágora pública las charlas TED promueven el pensamiento vivo y el conocimiento compartido de las “Ideas dignas de difundir” (del inglés: Ideas worth spreading), cubriendo un amplio espectro de temas dictados por líderes en ciencias, arte y diseño, política, educación, cultura, negocios, asuntos globales, tecnología, desarrollo y entretenimiento.

Francisco nos ha dado más ejemplos de su ánimo por llegar a otros ambientes cuando habló ante la Asamblea de las Naciones Unidas en septiembre de 2015. En esto es importante destacar que desde Pablo VI en 1965 todos los Papas, ha excepción de Juan Pablo I, han hablado ante la ONU.

No nos olvidemos también del reciente mensaje en video para el Super Bowl en Estados Unidos, el domingo 5 de febrero, en el cual expresó sus esperanza de que la final del partido del fútbol americano fuera “una señal de paz, amistad y solidaridad para el mundo”.

A su vez, hemos visto a Francisco con sus videos mensuales con los cuales intenta llegar a muchos, en especial a los jóvenes. El Papa también está en twitter, siguiendo los pasos de su antecesor Benedicto XVI, con 12,8 millones de seguidores en su versión en español, y también tiene cuenta en Instagram con 215 mil seguidores.

Según elpais.com un informe elaborado por la firma Twiplomacy demuestra que aunque Barack Obama cuenta con más de 56 millones de seguidores @pontifex tiene un mayor alcance, aunque sume menos seguidores en el total de sus perfiles en distintos idiomas, porque un tuit del Pontífice es divulgado casi 10 veces más que uno del ex presidente norteamericano.

¿Un mensaje bonito o un motivo para la acción?

Me parece clave como Iglesia estar presente en estos y otros ambientes propios de la cultura, tanto físicos como digitales, porque como cristianos nada de lo humano nos puede ser ajeno.

Justamente para Semana Santa hice un comentario con recomendaciones de películas y series como mensajes trascendentes para la reflexión y en uno de los comentarios en Facebook que agradezco me decía una persona que no le parecía bien fomentar el consumo de plataformas como Netflix que efectivamente tienen también otros contenidos que, por el contrario, no enaltecen al ser humano.

Sobre esto opino distinto. Creo que con más razón es en ese tipo de lugares, también en las redes sociales, donde los cristianos debemos llevar la luz y la verdad de Cristo. No podemos renunciar a conocer, con criterio formado, estos nuevos territorios donde habitan muchas personas que buscan respuestas para entrar en diálogo. No se trata de mundanizarse, sino de humanizar todas las realidades.

Ya lo vio en su tiempo Pío XI al darse cuenta de la potencia de la radio como medio de masas con la fundación de Radio Vaticana por Guillermo Marconi e inaugurada con el mensaje radial Qui arcano Dei, el 12 de febrero de 1931. No por nada el eslogan de la emisora era: “La voz del Papa y de la Iglesia dialogan con el mundo”.

El cómo nos comunicamos en estos ambientes también es importante. Bien lo dijo el Prefecto de la Secretaría para la Comunicación del Vaticano, Mons. Darío Viganò en su reciente visita a Chile para participar en el el IV Seminario Internacional de Comunicaciones de Iglesia.

El obispo destacó la urgencia de ser “testigos de Cristo en un mundo digital” y animó a lo presentes a recordar que a pesar de lo que puedan ofrecer las nuevas tecnologías, la evangelización pasa siempre a través de un encuentro personal.

También pidió “escapar de la idea de reconquistar los espacios públicos” y en lugar de ello, reconocerse como “Iglesia en minoría”, y a partir de esa experiencia, “mostrar la gran fascinación de la fe”.

Concluyo invitándote a pensar: Si el Papa Francisco está haciendo un esfuerzo de salir al encuentro para entregar un mensaje cristiano en otros ambientes propios del mundo, ¿qué estás haciendo tú?

Sería fácil quedarnos con lo bueno que está haciendo Francisco y lo inspirador de su mensaje pero, ¿de qué sirve si no nos interpela a ti y a mí para anunciar la Buena Noticia en otros ambientes quizás todavía poco explorados? ¿Dónde podríamos hacerlo?¿Nos atrevemos innovar? ¿Nos atemoriza? ¿Por qué? ¿Cómo podríamos superarlo?

Me interesa mucho saber tu opinión por eso te pido que si te provocó algo este video nos dejes un comentario para que nos ayudes a descubrir juntos a qué nuevas realidades tenemos que seguir llegando.

Vea aquí la versión subtitulada de la charla TED del Papa Francisco

© 2017 – Carolina Requena para el Centro de Estudios Católicos – CEC

 

Carolina Requena Durán

Carolina es periodista y se ha especializado sirviendo en diversas instituciones de Iglesia como la Conferencia Episcopal de Chile, Radio María y ACI Prensa.

Además fue corresponsal para Latinoamérica del canal EWTN donde estuvo a cargo de las coberturas en vivo de visitas papales.

Actualmente es Directora Editorial y de Contenidos del CEC (Centro de Estudios Católicos) y además es Directora y guionista de la serie de documentales www.tesorosdelpueblo.com

View all posts

Add comment

Deja un comentario