Mi hijo adolescente es adicto a la pornografía y yo no sé qué hacer.

Lo primero que te puedo decir, es que haber detectado el problema es un gran paso y significa que hay esperanza para sacar a tu hijo de ese problema.

Otro punto, es que en este problema la víctima es tu hijo y los victimarios son los productores de pornografía. Porque son los productores de esta nueva droga los que han hecho que esa porquería esté a un solo click del alcance de tus hijos.

Si ha sido tu hijo o tu hija quien se ha acercado a ti, debes agradecérselo y demostrarle que tú estás de su lado. Es importante, que nosotros los padres tanto papá y mamá, estemos alineados, y conscientes de que es un problema grave. La adicción a la pornografía es una adicción, y como tal debe ser tratada.

Una vez que nosotros le hemos dicho a nuestro hijo o a nuestra hija que estamos de su lado, vamos a empezar a hacer ciertos pasos. Y el primero y más importante es regularle el uso de la tecnología y el Internet. Como es un caso extremo debemos cortar radicalmente el uso de esta tecnología, a menos que esté en presencia de alguno de nosotros, acompañándolo en esta navegación por las redes sociales, sobre todo porque tiene que hacer tareas o deberes escolares.

Y por otro lado, no lo tomemos a la ligera. Es importante si hemos detectado este problema, buscar ayuda de un especialista. Hay muchos doctores que nos pueden ayudar a nosotros y a nuestros hijos a salir de esta adicción.

Tenemos que ayudar a nuestros hijos porque la pornografía es una droga que se ha infiltrado en nuestras casas a propósito, y detrás de eso hay una industria gigante que busca que nuestros hijos, que son frágiles y están en etapa de formación, creen adicción a estos productos para que luego no se puedan desapegar de los mismos.

Nuevamente, recuerden, ustedes no son los enemigos y sus hijos son las víctimas. Empecemos el proceso de curación, pero hagámoslo ya.

© 2017 – Giuliana Caccia Arana para el Centro de Estudios Católicos – CEC

Giuliana Caccia Arana

Giuliana está casada y tiene dos hijos. Comunicadora social (Universidad de Lima) y Master en Matrimonio y Familia (Universidad de Navarra, España), es creadora de La Mamá Oca y autora del libro “Educación en serio. Reflexiones para ser los padres que nuestros hijos necesitan” (Ed. Planeta/Sello Diana). También es Directora del área de Familia del CEC.

View all posts

Add comment

Deja un comentario