¿Por qué cuando uno dice que está embarazada y ya pasó del primer y segundo hijo la reacción es siempre la misma? Inclusive te preguntan, ¿oye tú no te cuidas?
¿Pero acaso uno debe cuidarse de los niños?
En muchos lugares del mundo por estas fechas se está celebrando la defensa de la vida y es algo hermoso, porque la vida es hermosa.
La vida es luz, trae alegría; en cambio la cultura de la muerte que hoy está tan metida en los tejidos de nuestra sociedad solo trae tristeza, dolor y un ambiente muy gris. Por eso en nuestra familia debemos vivir con alegría la vida, porque la vida es luz, la vida se abre camino.
La vida sí puede ir de la mano con una paternidad responsable pero no nos debe espantar. La cultura actual con tanto consumismo nos hace pensar que es imposible tener muchos hijos, sin embargo, si usamos la misma cantidad de dinero con cosas esenciales sí podemos aumentar el número de nuestra familia. Si bien a veces la llegada de un hijo nos puede angustiar y a una madre o a un padre preocupar, siempre un hijo nos va a dar la creatividad para salir adelante.
Cuando una mujer tiene un hijo no importa las condiciones en las que está, siempre hará todo lo posible para salir adelante y lograr que su hijo viva en las mejores condiciones.
Pero hablar de la cultura de vida no solamente trata de traer niños al mundo, sino también de acoger a los ancianos de la familia, a las personas con discapacidad, o a todos aquellos que de alguna manera no pueden desarrollarse normalmente en la sociedad.
Todas las personas tenemos la misma dignidad no importa nuestras condiciones, no importa quienes seamos y todos tenemos el derecho de poder desplegarnos lo mejor posible en todas nuestras capacidades en el mundo.
La vida es alegría, la vida es luz y la vida es nuestro primer derecho. Enseñemosle a nuestros hijos a amar y a defender la vida; y eso se hace con el ejemplo que demos en nuestra familia.

© 2017 – Giuliana Caccia Arana para el Centro de Estudios Católicos – CEC

Giuliana Caccia Arana

Giuliana está casada y tiene dos hijos. Comunicadora social (Universidad de Lima) y Master en Matrimonio y Familia (Universidad de Navarra, España), es creadora de La Mamá Oca y autora del libro “Educación en serio. Reflexiones para ser los padres que nuestros hijos necesitan” (Ed. Planeta/Sello Diana). También es Directora del área de Familia del CEC.

View all posts

Add comment

Deja un comentario