“Hola amigos, como muchos saben, yo vivo en Perú y en estas últimas semanas, desafortunadamente, han ocurrido muchos desastres naturales debido al Fenómeno del Niño: lluvias intensas, inundaciones, huaycos, que han arrasado con poblaciones enteras, donde muchas familias han perdido absolutamente todo.

Dentro de toda esta desgracia, hay muchas cosas que han salido a la luz de manera muy positiva, y es cómo la población se ha organizado para ayudar a los más necesitados, donando cosas, centros de acopio, organizando las donaciones, trasladándose a los lugares de emergencia, realmente ha sido una experiencia muy motivadora y bonita, dentro de lo malo de la situación nacional.

Y yo quiero aprovechar ésta oportunidad para hablar de un tema esencial en todas las familias que es, la solidaridad. La solidaridad es una virtud que se vive en familia pero no sólo a nivel interno, íntimo, con las personas que están cerca a nosotros, y eso es algo muy importante, porque como siempre decía mi abuelita, la solidaridad empieza por casa. La solidaridad se debe vivir día a día, cerca a nosotros, todos los días, hay muchas personas que necesitan de nuestra ayuda y más allá de nosotros hacerles un bien a las otras familias que pueden recibir cosas que no tienen, tenemos que tener claro que la solidaridad es una virtud que alimenta nuestra familia.

¿Saben por qué? porque nos descentra de nosotros mismos y nos hace vivir esa maravilla del servicio y de darle al otro, que es como crecemos en el amor. De esa manera, no solamente es la familia que recibe, sino también la que da, que se beneficia con este acto de amor inmenso que es ser solidarios.

No perdamos estas oportunidades únicas para enseñarles a nuestros hijos la importancia de darle a otro, no solamente cosas materiales, sino darse uno mismo, el tiempo, la presencia. Esto solo nos va a dar cosas buenas y amar como Jesús nos enseñó, amar al prójimo como a uno mismo. No perdamos esta oportunidad y sigamos ayudando cuando pasen todos los problemas naturales, sigamos con la ola, sigamos con la viada, ya que, metimos la solidaridad en la familia, no la descuidemos.”

 

© 2017 – Giuliana Caccia Arana para el Centro de Estudios Católicos – CEC

 

Giuliana Caccia Arana

Giuliana está casada y tiene dos hijos. Comunicadora social (Universidad de Lima) y Master en Matrimonio y Familia (Universidad de Navarra, España), es creadora de La Mamá Oca y autora del libro “Educación en serio. Reflexiones para ser los padres que nuestros hijos necesitan” (Ed. Planeta/Sello Diana). También es Directora del área de Familia del CEC.

View all posts

Add comment

Deja un comentario