escuchando_a_pedro_logo

El pasado 10 de mayo el Santo Padre dirigió unas palabras a los participantes en la conferencia “La buena sociedad y el futuro de los empleos ¿La solidaridad y la fraternidad pueden ser parte de las decisiones empresariales?”. En ellas Su Santidad resaltó el valor perenne de la solidaridad y en especial su papel en el mundo empresarial. Les compartimos la nota:

Ciudad del Vaticano, 10 mayo 2014 (VIS).- El Papa Francisco ha recibido hoy en audiencia a los participantes en la conferencia internacional organizada por la Fundación Centesimus Annus-Pro Pontifice ”La buena sociedad y el futuro de los empleos ¿La solidaridad y la fraternidad pueden ser parte de las decisiones empresariales?” , que se ha celebrado en Roma del 8 al 10 de mayo.

”En el sistema económico actual, y en la mentalidad que genera, la palabra “solidaridad” ha pasado a ser incómoda, incluso molesta -ha afirmado el Santo Padre- La crisis de los últimos años, cuyas causas profundas son de orden ético, ha agudizado esta “alergia” a palabras como solidaridad, distribución equitativa de bienes, prioridad del trabajo … Y la razón es que no se logra -o no se quiere – estudiar realmente cómo estos valores éticos puedan concretarse en valores económicos, es decir, suscitar dinámicas virtuosas en la producción , en el trabajo , en el comercio, en las mismas finanzas. Y precisamente esto es lo que queréis hacer vosotros, aunando lo teórico y lo práctico , el pensamiento y las experiencias en el campo”.

‘La conciencia del empresario es el lugar existencial en la que se realiza esta búsqueda.. En particular, el empresario cristiano está llamado a comparar siempre el Evangelio con la realidad en la que actúa y el Evangelio le pide que ponga en primer lugar a la persona humana y al bien común, le pide cumplir la parte que le corresponde para asegurarse de que haya oportunidades de trabajo, y de trabajo digno. Por supuesto , esta “empresa” no se puede llevar a cabo de manera aislada, sino en colaboración con otras personas que compartan la base ética y tratando de ampliar lo más posible esa red”.

La comunidad cristiana -la parroquia, la diócesis, las asociaciones- es ”el lugar donde el empresario, pero también el político, el profesional, el sindicalista se nutren de la savia para alimentar su compromiso y confrontarse con los demás. Es indispensable, porque el ambiente de trabajo a veces se vuelve estéril , hostil, inhumano. La crisis somete a duras pruebas la esperanza de los empresarios; no hay que dejar solas a las personas que más lo necesitan”

Francisco ha recordado a los miembros de la Fundación que ese era el ámbito de su testimonio y que el Concilio Vaticano II insistió en que los fieles laicos estaban llamados a cumplir su misión en los ámbitos de la vida social , económica, política . ”Vosotros con la ayuda de Dios y de la Iglesia -ha subrayado- podéis dar un testimonio eficaz en vuestro campo, porque no lleváis solo palabras o discursos sino la experiencia de las personas y empresas que quieren poner en práctica, concretamente, los principios de ética cristiana en la situación actual del mundo del trabajo. Este testimonio es de importancia primaria y os animo a darlo con fe, también dedicando a la oración el tiempo necesario, porque también el laico, incluido el empresario tiene que rezar y rezar mucho cuando los retos se hacen más duros”.

Al final el Obispo de Roma se ha referido a su reciente catequesis sobre el don del consejo, uno de los siete dones del Espíritu Santo, que también los empresarios tienen que pedir a Dios ”para actuar y tomar decisiones encaminadas al bien común”.

 

 

Blog Escuchando a Pedro

Blog que busca acercarnos a la realidad de la Sede de Pedro, Iglesia que preside en la Caridad. Noticias del Vaticano, del Santo Padre y de la Iglesia Universal.

View all posts

Add comment

Deja un comentario