Hace algunos días les presenté un Vlog donde hablábamos sobre la suegra. En esta edición les voy a hablar a las nueras. Pensaron que se habían librado, pero no.

Como les dije en el Vlog anterior, la relación nuera – suegra muchas veces trae problemas.  Sin embargo, depende de las dos partes poder sacar adelante la relación por el bien de toda la familia.

Pero, ¿qué tenemos que hacer las nueras? El primer consejo que le puedo dar, a la nuera, es que se quite todos los prejuicios sobre su suegra. A veces pensamos que, porque  son mayores, sus consejos son antiguos o pasados de moda. Si bien no necesariamente, la edad da sabiduría, sí tenemos que aceptar que da experiencia y muchos de sus consejos nos pueden ayudar; siempre y cuando nosotros los acojamos con cariño y sepamos que viene con la misma intención.

Tenemos que también ser justas porque, muchas veces, no queremos tener a nuestra suegra en casa salvo cuando la necesitamos. Inclusive, llegamos a pensar que es un honor para ellas o un lujo que estén con nuestros hijos y los cuiden. Y no es así.  No es deber de la suegra cuidar a nuestros hijos.

Finalmente, es importante que nosotras tengamos una buena actitud y una predisposición para acoger a nuestra suegra. Algunas pueden ser más pesaditas, otras más cariñosas.  Sin embargo, depende mucho de lo que nosotras hagamos para que nuestra suegra también ponga de su parte.

Eso sí, nuestro esposo, es decir, el hijo de nuestra suegra, también tiene responsabilidad y eso lo veremos en otro capítulo de este Vlog

© 2017 – Giuliana Caccia Arana para el Centro de Estudios Católicos – CEC

Giuliana Caccia Arana

Giuliana está casada y tiene dos hijos. Comunicadora social (Universidad de Lima) y Master en Matrimonio y Familia (Universidad de Navarra, España), es creadora de La Mamá Oca y autora del libro “Educación en serio. Reflexiones para ser los padres que nuestros hijos necesitan” (Ed. Planeta/Sello Diana). También es Directora del área de Familia del CEC.

View all posts

Add comment

Deja un comentario