Si hay algo que me encanta, es leer. Debo reconocer que es uno de mis grandes vicios, que ya pasó de afición creo y, por lo mismo, me encantaría que mis hijos también tengan el mismo hábito de lectura.  Por eso, desde que tienen un año, prácticamente, todos los días les leemos entre uno y dos cuentos.

Pero si hay algo que debo también reconocer, es que no hay nada que deteste más que cuando el libro o el cuento que les leo, es aburridísimo para mí.

¿Saben qué hago cuando pasa eso? Lo que hago es muy simple, cierro el libro, porque si es aburrido para mí o no me gusta, tampoco mis hijos lo van a disfrutar.

Hace algunos años, un par de años, cuando nuestra hija mayor tenía 4 años, decidí leerle, por ejemplo, El Principito y sí, podrían haber muchas partes que ella no entendía pero eso no impidió que disfrutara mucho la lectura.

Porque, ¿saben que pasa ahora? Que muchas editoriales, de verdad, bajan el nivel cultural de nuestros hijos, dándoles cuentos o libros tontísimos. Están en las bibliotecas de los colegios, están en las bibliotecas municipales. Son libros, supuestamente, hechos para sensibilizar a los niños pero no les dan absolutamente nada.

¿Saben qué recomiendo? No les bajemos el nivel a nuestros hijos. No importa que no entiendan todo, agarremos libros, clásicos, libros que nosotros sabemos que van a ser entretenidos, que inclusive pueden ser los clásicos y leámoselos. Nos va a sorprender cómo lo van a disfrutar y si no entienden todos los términos, no importa, su vocabulario igual irá evolucionando y nos harán preguntas.

No subestimemos su inteligencia, sus ganas de aprender, sus ganas de descubrir y no nos de flojera hacerlo.

Les digo, descubran, disfruten con sus hijos esos momentos que van a traer muchísimas gratificaciones y también los va ayudar a ellos a poder descubrir el placer de una buena lectura.

© 2017 – Giuliana Caccia Arana para el Centro de Estudios Católicos – CEC

Giuliana Caccia Arana

Giuliana está casada y tiene dos hijos. Comunicadora social (Universidad de Lima) y Master en Matrimonio y Familia (Universidad de Navarra, España), es creadora de La Mamá Oca y autora del libro “Educación en serio. Reflexiones para ser los padres que nuestros hijos necesitan” (Ed. Planeta/Sello Diana). También es Directora del área de Familia del CEC.

View all posts

Add comment

Deja un comentario