Vivimos en un mundo cada vez más mediático. La fuerza y el impacto que tienen los medios de comunicación social, especialmente hoy, por ejemplo con la fuerza de la imagen, es algo que debemos tener en cuenta para la comprensión de lo que pasa alrededor nuestro. Sin embargo debemos también entender que no toda la realidad es la que aparece en los medios de comunicación. Existen muchísimas cosas que suceden fuera de estos. Existe mucha más vida fuera de las redes sociales, por ejemplo (...) Francisco es el Papa que no le tiene miedo a la ternura, que pide a los jóvenes que hagan lío, que salgan a la calle a evangelizar y que lo hagan con alegría y con una profunda misericordia que viene del corazón de Dios. Es el Papa que ha querido venir a América Latina y expresamente visitar Ecuador, Bolivia y Paraguay. Es el mensajero de la misericordia de Dios que nos pide encontrarnos con el Señor Jesús y que una vez que lo tengamos en el corazón comuniquemos la alegría a todos los que nos rodean ...

En el marco del próximo viaje apostólico del Papa Francisco a Ecuador, Bolivia y Paraguay, el pasado 17 de junio se llevó a cabo en la Universidad Espíritu Santo UEES de Guayaquil (Ecuador) el conversatorio “Francisco en Ecuador”, que contó con la participación, entre otros, del P. Gustavo Calderón, José Alfredo Cabrera y Tania Tinoco.

El conversatorio contó con la participación de José Alfredo Cabrera, Autor y Director Regional del Centro de Estudios Católicos CEC en Ecuador, donde desarrolló la intervención que les compartimos a continuación:

Impacto social de la visita del Papa Francisco al Ecuador

Contextos

Un mundo mediático

Vivimos en un mundo cada vez más mediático. La fuerza y el impacto que tienen los medios de comunicación social, especialmente hoy, por ejemplo con la fuerza de la imagen, es algo que debemos tener en cuenta para la comprensión de lo que pasa alrededor nuestro. Sin embargo debemos también entender que no toda la realidad es la que aparece en los medios de comunicación. Existen muchísimas cosas que suceden fuera de estos. Existe mucha más vida fuera de las redes sociales, por ejemplo.

Francisco es el Papa que ha surgido en medio de un pico de desarrollo de las redes sociales y de la época en donde los smartphones son una extensión artificial del brazo de gran parte de la humanidad. Uno de los vaticanistas más importantes del mundo católico norteamericano, John Allen, acaba de explicar en un artículo que con la nueva encíclica de Francisco sobre la ecología el Papa Argentino es casi un Benedicto XVI, lo llama Benedicto 2.0. Francisco es un “upgrade” de Benedicto, algo así como una versión mejorada. La misma letra pero con otra música.

Es evidente que Benedicto XVI no gozaba de buena prensa ni gozaba de la benevolencia mediática. Francisco posee el arte de la comunicación, del gesto que le brota de su fe y admirable amor por el Señor y por las personas, especialmente aquellos que requieren de especial misericordia. Cada abrazo y gesto benevolente con cualquier persona es replicado instantáneamente por millones de personas.

Hoy el alcance y efectividad que tiene el pontificado de Francisco no tiene punto de comparación con lo que pudo haber realizado un Juan Pablo II con sus 250 viajes. Hoy el mensaje puede viajar de otras maneras.

[pullquote]El Papado por lo menos de los que yo he podido presenciar ha gozado de un liderazgo, en estos últimos 40 años, de figuras de talla mundial y de altísima santidad. No es usual que una institución humana haya sido dirigida por personas del talante de San Juan XXIII, el Beato Pablo VI, San Juan Pablo II, Benedicto XVI y ahora Francisco. La Iglesia vive un proceso constante de renovación en continuidad. Es un proceso de continuidad porque el mensaje es el mismo – el Evangelio – pero el reto de la nueva evangelización exige que sea presentado siempre nuevo en su ardor, en sus métodos y formas.[/pullquote]

Algunos elementos de la realidad del Ecuador y de la Iglesia en el mundo y latinoamericana

El contexto del país: Francisco está arribando a una nación que está sufriendo un proceso de polarización creciente que es preocupante, un país que está luchando por salir del subdesarrollo y de las condiciones de pobreza y de inequidad como lo viven la mayoría sino todos los países latinoamericanos. Es una realidad social que Francisco conoce de primera mano. La reunión de todos los obispos en Aparecida (Brasil) que dio a luz el último documento eclesial latinoamericano confirma el conocimiento del Papa sobre la realidad que va a pisar prontamente. La conoce como pocos. Es un pastor con olor a oveja.

El contexto eclesial: el debate teológico de este año está centrado casi en su totalidad en el tema de la familia. La familia se encuentra en el centro de la guerra cultural de esta época. La desestructuración que sufren las sociedades modernas tienen su causa fundamental en la profunda crisis que vive la familia en el mundo. Además estamos a unos cuantos meses de iniciar el año de la misericordia. Francisco tiene una sensibilidad particular por este tema, son constantes las referencias a que la Iglesia se parece más a un hospital de campaña donde hay muchos heridos o es prácticamente el único líder mundial que ha ido a Lampedusa en las costas italianas para rezar por los migrantes africanos ahogados en el mar.

La personalidad de Francisco juega un papel importante: es un Papa carismático. Hace poco en broma les dijo a los obispos puertorriqueños que los invitaba a tomar vino en el almuerzo para ver si se les suelta la lengua y así les dice la verdad. Tiene una salida simpática para cada situación. Sabe moverse en situaciones difíciles. Ha invitado a la Iglesia a ir a las periferias tanto existenciales como geográficas, a vivir la alegría de evangelizar, quiere una Iglesia en salida que no se mire a sí misma planteando una necesaria renovación eclesial.

La elección de Francisco sorprendió a más de uno dentro y fuera de la Iglesia. Francisco es el Papa que pide constantemente que recen por él, que ha alzado su voz con fuerza en el escenario mundial en defensa de los enfermos, de los no nacidos, los inmigrantes, los niños y ancianos condenando la cultura del descarte que aqueja a buena parte de la mentalidad moderna. Un Papa, como decíamos, con gran impacto en los medios de comunicación que están pendientes de cada gesto de Francisco porque en ello perciben la fuerza del Evangelio hecho vida.

[pullquote]Francisco es el Papa que no le tiene miedo a la ternura, que pide a los jóvenes que hagan lío, que salgan a la calle a evangelizar y que lo hagan con alegría y con una profunda misericordia que viene del corazón de Dios. Es el Papa que ha querido venir a América Latina y expresamente visitar Ecuador, Bolivia y Paraguay. Es el mensajero de la misericordia de Dios que nos pide encontrarnos con el Señor Jesús y que una vez que lo tengamos en el corazón comuniquemos la alegría a todos los que nos rodean.[/pullquote]

Su encíclica programática La alegría del Evangelio ofrece luces sobre el posible impacto social de su mensaje:

  •  No a una economía de la exclusión y la inequidad. Hablará alto y fuerte en contra de la cultura del descarte. Atacará la indiferencia.
  •  Fuerte mensaje donde la primacía del ser humano será una constante.
  •  La familia, vive una crisis cultural profunda. La familia es el eje de la cultura en Ecuador. Un mensaje reafirmando el Evangelio del a familia sería decisivo para la cultura ecuatoriana. Él sabe perfectamente que mejores familias construirán una mejor sociedad y por lo tanto un Ecuador con mayor esperanza.

 Posibles impactos

En lo Eclesial

Los pastores, miembros del clero, seminaristas y agentes pastorales muy probablemente escucharán un mensaje de motivación para vivir la alegría de evangelizar. Pedirá nuevamente que los pastores se alejen de la mundanidad espiritual para ser pastores comprometidos que ayuden a impulsar una renovación siempre necesaria de la Iglesia en el Ecuador poniéndose al servicio del pueblo de Dios, especialmente de los más necesitados.

En la Política

No son pocas las veces en que el Papa argentino se refiere a la política. Su lucha contra el terrorismo de la corrupción es intensa. Siempre ha insistido en que la política es de las más nobles tareas que debe ponerse al servicio de la persona, de la caridad y del amor. Una buena política es una de las más altas expresiones de caridad, servicio y amor, les dijo a los políticos en una de las ciudades más complicadas de Italia, como es Nápoles.

 En lo Social

El mensaje de esperanza al pueblo ecuatoriano será un bálsamo en estos tiempos convulsionados. Creo que el Santo Padre tiene la ocasión de poder ofrecer un mensaje claro y directo que ofrezca respuestas sobre las realidades sociales del Ecuador.

[pullquote]Sabemos que el tema de la pobreza está particularmente cercano a su corazón. Él habla de la teología de la pobreza diciendo que está en el centro del Evangelio. Aprender de la pobreza de Jesús para todos salir enriquecidos. No es un tratamiento de la pobreza desde la ideología que busca sus propios intereses sino que va a descubrir qué significa vivir el espíritu de pobreza y de desprendimiento del Señor Jesús y las profundas consecuencias sociales que trae el seguimiento del Evangelio.[/pullquote]

 © 2015 – José Alfredo Cabrera Guerra para el Centro de Estudios Católicos – CEC

Nota: El conversatorio puede verse en su totalidad en este video de Youtube:

José Alfredo Cabrera Guerra

José Alfredo nació en junio de 1967 en Lima (Perú). Es licenciado en Psicología en la Universidad Católica del Norte en Colombia como también Licenciado en Filosofía y Ciencias Religiosas de la Universidad Católica de Oriente también en Colombia.
Es Coordinador de Formación y Coaching de la Escuela de Negocios Humane en Guayaquil (Ecuador). Realiza psicoterapia en el PIAC (Psicoterapia Integral y Análisis Conductual). Es Director Regional en Ecuador del Centro de Estudios Católicos CEC.

View all posts

Add comment

Deja un comentario