family1Los desafíos que enfrenta el mundo de hoy nos hacen valorar una institución que siempre ha estado presente en nuestra historia: la familia. En este tiempo se ha cuestionado el valor que tiene y se ha relativizado incluso el término de familia equiparándolo con cualquier tipo de convivencia. En mi experiencia como padre de familia e investigador dentro del Instituto de Desarrollo Integral de la Persona, he podido constatar la relevancia e impacto que tiene una familia sólidamente constituida en sus integrantes.

En una de las investigaciones cualitativas realizada en Guayaquil [Ecuador] en junio del 2008 pudimos concluir que la mayoría de los valores provienen de lo que los adolescentes viven en sus hogares, evidenciando que la relación con los padres en el día a día es como un espejo para los hijos. Esto nos lleva a reflexionar cuáles son los valores que la familia constituida por hombre y mujer aportan en la educación y desarrollo de dichos principios.

 Papá y mamá dan mayor bienestar

Diversas investigaciones muestran la ventaja que tienen los hogares constituidos por un hombre y una mujer. Un estudio realizado por el Dr. Mark Regnerus de la Universidad de Texas sobre las Nuevas Estructuras Familiares concluye que en las familias intactas (compuestas por papá y mamá) los índices de diversas problemáticas son inferiores a los de otro tipo de uniones en temas como: depresión, suicidio, arrestos, problemas en relaciones, desempleo. Así mismo, una estructura familiar intacta tiene mayores índices en la promoción de valores como la seguridad familiar y la fidelidad ((Para mayor información sobre estos temas consulte la página www.familystructurestudies.com/es/outcomes)).

Fernando-Pliego-CarrascoPor otro lado, recientemente estuvo en Guayaquil el Dr. Fernando Pliego, investigador del instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Autónoma de México, y coordinador del proyecto “Programa de investigación sobre familias y desarrollo de las sociedades democráticas”, quien en su último libro, Familias y Bienestar en Sociedades Democráticas (marzo 2012), presenta los resultados del análisis de 351 estudios de 13 países democráticos, sobre diferentes estructuras de familia y su relación con el bienestar. El estudio revela que las familias compuestas por papá y mamá casados y con hijos biológicos son las que tienen menores índices de violencia intrafamiliar, drogadicción, depresión y conductas delictivas.

[pullquote]En mi propia experiencia de educar a mis hijos y orientar parejas, he podido constatar la importancia de entender y valorar las diferencias para la complementariedad conyugal. No reconocer las diferencias entre la psicología femenina y la psicología masculina puede traer problemas de autovaloración, dificultades en la expresión adecuada de la afectividad y la sexualidad, así como comportamientos basados en una estructura mental con serias dificultades en el proceso comunicacional, carencia de empatía y asertividad.[/pullquote]

En esta dimensión de la crianza de los hijos, resulta estratégico la mirada de la realidad y las acciones a tomar por parte del papa y la mamá. Los aspectos propios del carácter en femenino o en masculino son líneas muy sutiles que hay que ir descubriendo en la manera de ser cada uno de nuestros hijos.  Y el equipo mamá-papa con su sensibilidad, intuición y experiencias previas, tienen la capacidad de ir desarrollando criterios que les permitan la comprensión y corrección de cada uno de sus hijos.

© 2014 – Pedro Collantes para el diario El Universo (Ecuador). Publicado el 5 de enero de 2014
 
 

Pedro Collantes

Pedro es Investigador del Instituto de Desarrollo Integral de la Persona. Licenciado en Ecología Humana y desarrollo con mención en consejería familiar, y Maestría en educación e innovaciones pedagógicas. Es Director Académico y Consultor en la Escuela de Negocios HUMANE y HUMANE Consulting Group. Reside en Guayaquil, Ecuador.

View all posts

Add comment

Deja un comentario