Muchas veces se piensa que psicología y fe no pueden ir de la mano. La psicología ha tendido a ver la fe como algo supersticioso, mientras que algunas personas de fe han visto la psicología como una ciencia innecesaria.

Hubo un experto que demostró que ninguna de estas posturas refleja la verdad. Agostino Gemelli nació en Milán en 1878, y se constituyó en una figura fundamental para la psicología italiana de inicios del siglo XX.

Este médico, psicólogo y también fraile franciscano decía que fe y ciencia no se oponen, y agregó que juntas ofrecen a la humanidad un hombre altamente sensible y compasivo frente al sufrimiento físico, psicológico y espiritual.

Como hombre de fe y ciencia aseguraba que no era posible reducir a las personas a un simple cúmulo de moléculas.

Gemelli afirmó que el ser humano es integral y un misterio que se “estudia de rodillas”.

Se destacó como intelectual católico, llegando a ser elegido como presidente de la Pontificia Academia de las Ciencias y Rector de la Universidad Católica del Sagrado Corazón, y fue miembro de la Academia Alemana de las Ciencias Naturales.

Junto con ello brilló su espíritu de investigación científica, que lo condujo a indagar en temas como la histología del sistema nervioso, embriología y fisiología de la glándula pituitaria, apoyando al investigador Camillo Golgi, quien realizó descubrimientos muy importantes, como las neuronas y su fisiología.

Posteriormente se dedicó a la investigación sobre los fenómenos psicofisiológicos. En este contexto batalló hondamente en contra del positivismo de su tiempo, entendiendo que “el rigor y la objetividad en el registro de los datos propios de la investigación son indispensables como punto de partida, pero el método científico-natural impone limitaciones que, de no ser superadas desde una perspectiva filosófica, acabarían por consumar el riesgo de deshumanización que amenaza a la propia psicología”.

 Para Gemelli, la psiqué o energía psíquica no se puede reducir a una función del tejido nervioso; tiene una autonomía propia que incluso lo que hace es cualificar el dato biológico.

Gemelli quiso abordar de una manera más profunda las áreas de la psicofisiología referentes a la percepción y el lenguaje.  Su principal aporte sobre la percepción consiste en evidenciar la relación que existe entre orientación espacial y percepción de la posición del cuerpo.

El “espacio externo” y el “espacio personal” no son realidades totalmente separadas, sino que más bien están en relación de comunicación e intercambio recíproco.

 

Con referencia a sus estudios sobre el lenguaje, logró demostrar la relación directa existente entre pensamiento y su expresión a través de la facultad del lenguaje. También realizó importantes estudios sobre la psicología aplicada, particularmente enfocada a la orientación profesional.

El trabajo médico-psicológico de Gemelli fue tan consistente que ha tenido una fuerte influencia en el ámbito de la psicología, neurología y psiquiatría.

Además de fundar la Revista Archivos de Psicología, Neurología y Psiquiatría y la Asociación Católica Internacional de Estudios Médico-Psicológicos, sobresalen entre otras, las siguientes obras, tanto de temas científicos, como de temas propios de su estado clerical: Psicología de la edad evolutiva, la orientación profesional, secularidad y vida consagrada, introducción a la psicología y orientaciones de la psicología experimental.

© 2017 – Centro de Estudios Católicos – CEC

Departamento Editorial del CEC

El Departamento Editorial del CEC tiene a su cargo la gestión del programa de publicaciones, la organización de los sistemas de evaluación de originales, la corrección de manuscritos (impresos o electrónicos) y la dirección del proceso de producción en todos los niveles de trabajo. El Departamento Editorial está a cargo del Director Editorial y su equipo de trabajo.

View all posts

Add comment

Deja un comentario