La ciencia y el libro de génesis

KENNETH MILLER, biólogo estadounidense y actual profesor universitario de la Universidad de Brown, declaradamente católico, genera en sus estudiantes no pocas preguntas de cómo un científico puede ser tal y al mismo tiempo creyente, cuando por décadas hemos creído que entre ambas formas de conocimiento existe una total división.

El Dr. Miller entiende claramente que no hay oposición alguna, sino que son ámbitos de conocimiento diferentes. Para él “la creencia no es un tema de ciencia” ((http://www.emol.com/noticias/internacional/2005/08/23/193021/se-puede-ser-un-buen-cientifico-y-creer-en-dios.html)), así que cada cosa en su lugar.

Ahora bien, para el Dr. Miller, la teoría evolucionista en nada se opone a la creencia en Dios, ya que el origen del universo tiene su fuente en Él, incluyendo las leyes propias de la naturaleza.

El relato del Génesis debe entenderse como un relato de índole espiritual, que permite entender la relación del Creador con la creación. “El Génesis, por otra parte, relata de forma poética y metafórica la historia de la creación del universo. Claramente no intenta ser ni un documento histórico ni científico. Más bien es un relato que define la relación entre el Creador y su creación. Los escritores cristianos primitivos, fundamentalmente S. Agustín, enfatizaron en que el Génesis no es un relato científico sino espiritual” ((https://lacienciaysusdemonios.com/2010/03/01/k-miller-%E2%80%9Cel-diseno-inteligente-ensena-a-los-estudiantes-a-no-ser-curiosos-intelligent-design-teaches-the-students-to-not-be-curious%E2%80%9D/))

Para Miller, negarse a la evidencia científica es recortar la capacidad del ser humano de buscar la verdad de manera racional, accediendo a las respuestas que desde la ciencia pueden encontrarse frente a muchos interrogantes humanos.

“La evidencia de evolución que suelo mostrar cuando hablo ante un grupo de personas es la que se encuentra en la estructura del genoma humano. Los humanos poseemos un solo par menos de cromosomas que los grandes simios con los que compartimos un ancestro común. Por tanto, la teoría evolutiva predice que en algún momento se produjo la fusión de dos cromosomas en algunos de nuestros ancestros para dar el número de cromosomas que nosotros poseemos” ((https://lacienciaysusdemonios.com/2010/03/01/k-miller-%E2%80%9Cel-diseno-inteligente-ensena-a-los-estudiantes-a-no-ser-curiosos-intelligent-design-teaches-the-students-to-not-be-curious%E2%80%9D/))

Esta verdad científica, con todos sus límites claro está, no se contrapone en ningún momento a la existencia de Dios, fuente de toda creación y sustento del ser humano. “El proyecto de la creación de Dios puede desarrollarse por medio de causas secundarias del curso natural de los acontecimientos, sin tener que acudir a intervenciones milagrosas que apuntan hacia una u otra dirección” ((http://www.lanacion.com.ar/773755-el-diseno-inteligente-no-es-una-teoria-cientifica-dicen-en-roma))

Para el Dr. Miller no es motivo de vergüenza alguna expresar claramente sus creencias religiosas, sino que por el contrario, este fundamento espiritual lo lleva a buscar la verdad en todo su esplendor, incluyendo el plano científico y el conocimiento al que desde este ángulo es posible acceder.

© 2017 – Centro de Estudios Católicos – CEC

Departamento Editorial del CEC

El Departamento Editorial del CEC tiene a su cargo la gestión del programa de publicaciones, la organización de los sistemas de evaluación de originales, la corrección de manuscritos (impresos o electrónicos) y la dirección del proceso de producción en todos los niveles de trabajo. El Departamento Editorial está a cargo del Director Editorial y su equipo de trabajo.

View all posts

Add comment

Deja un comentario