Hoy se habla mucho de trabajo de equipo y sinergia y otros temas afines tales como liderazgo, comunicación asertiva, inteligencia emocional, manejo de conflictos, etc. Hoy vamos aproximarnos al trabajo en equipo y su importancia desde el fútbol y un equipo histórico como el Brasil del mundial de México 70. Brasil el 70 cumplió su objetivo y cometido desde un gran trabajo en equipo y priorizando su potencial ofensivo por la cantidad y calidad de delanteros con los que contaba...

Brasil-de-1970-once-inicial

Hoy se habla mucho de trabajo de equipo y sinergia. En las empresas, en fundaciones y corporaciones, en colegios, universidades y en distintos ámbitos se habla y enseña sobre la importancia de aprender a trabajar en equipo, y distintos temas afines tales como liderazgo, comunicación asertiva, inteligencia emocional, manejo de conflictos, etc.

Consideramos que más que una moda, se viene demostrando la importancia de dichos temas y competencias para el desarrollo integral del ser humano y su desempeño eficiente en distintas instituciones y empresas. Por eso hoy vamos aproximarnos al trabajo en equipo y su importancia desde el fútbol y un equipo histórico como el Brasil del mundial de México 70.

El Brasil del 70

Todos sabemos que el fútbol es el deporte de las multitudes, es un deporte que moviliza a muchas personas en todos los países del mundo. Las selecciones nacionales, pero también los distintos equipos o clubes. Ante un mundo globalizado, el fútbol también se globalizó. Los brasileros sienten y viven de una manera muy particular el fútbol: no en vano son los pentacampeones mundiales, es el país que más participaciones tiene en los mundiales y todos sabemos de la gran cantidad de jugadores buenos que han surgido y surgen de Brasil.

A pocos meses de México 70 en Brasil había mucho desacuerdo y polémica con el entrenador Saldaña sobre todo por los jugadores, por el esquema futbolístico y también por los delanteros que convocaba. En un partido preparatorio frente a Bulgaria dejó en el banco de suplentes ni más ni a menos que a Pelé, que solo jugó unos minutos, y el partido terminó 0-0 en Río de Janeiro. La dirigencia no soporto la presión y cambió de técnico.

El sustituto fue el histórico Mario “Lobo” Zagallo (al que por algo ponían “Lobo” entre nombre y apellido), reunió a los cinco intocables en el hotel Das Palmeiras de Río en una concentración previa a un partido. Y allí, en la habitación de O Rei Pelé, se produjo el gran pacto: Los cinco mejores ‘dieces’ de Brasil jugarían todos juntos para formar la delantera más célebre y temible de todos los tiempos. Pelé, Gerson, Tostao, Rivelino y Jairzinho se encargaron de elaborar de las jugadas más lindas en la historia de los Mundiales.

Zagallo fue muy audaz al plantear un esquema ultra ofensivo donde como ya se ha mencionado puso a 5 jugadores que en sus respectivos equipos jugaban en la misma posición. Efectivamente estos 5 jugadores jugaban de “10” en cada uno de sus equipos, es decir de enganches, de armadores. Recuérdense que en esa época había todavía algunos equipos que jugaban 4-2-4 y ya otros estaban jugando 4-3-3. Cuando Zagallo planteó su idea, fue muy criticado. Decían que era un equipo sin marca, al que sería fácil hacerle goles. Tan errados no estaban, pues recibió siete en seis partidos. Lo que no tenían en cuenta, eso sí, era del potencial ofensivo que podían conseguir esos futbolistas.

Seis partidos jugados, seis ganados, 19 goles a favor. Esos son los números del Brasil campeón de México 1970. Evidentemente fue uno de los mejores equipos en la historia de este deporte, pero, además, fue de los más vistosos. Mario “Lobo” Zagallo, su entrenador, causó una verdadera revolución al utilizar juntos a cinco jugadores que jugaban de 10.

¿Qué es un Trabajo en Equipo?

El trabajo en equipo implica un grupo de personas laborando de manera coordinada en la ejecución de un proyecto, actividad, servicio, evento, etc.

[pullquote]El equipo normalmente tiene una misión, tratara de cumplir unos objetivos y metas en un plazo determinado. El equipo es el responde del resultado final y no cada uno de sus miembros de forma independiente. Es el equipo el que tiene la misión. Es todo el equipo el que tiene que cumplir con los objetivos y metas. En este contexto hay que decir también que cada miembro del equipo tiene una tarea determinada, tiene una función, está especializado en un área determinada que influirá en el cumplimiento de la misión y en el logro de los objetivos. Cada miembro del equipo es responsable de un cometido y sólo si todos ellos cumplen su función será posible sacar el proyecto adelante.[/pullquote]

El trabajo en equipo no es simplemente la suma de aportaciones individuales. Se trata de una misión en común. En este contexto hay que resaltar e insistir en la importancia del trabajo en equipo para el cumplimiento de los objetivos y metas.

Un grupo de personas trabajando juntas en la misma materia, pero sin ninguna coordinación entre ellos, en la que cada uno realiza su trabajo de forma individual y sin que le afecte el trabajo del resto de compañeros, no forma un equipo.

¿El Brasil del 70 es un modelo de trabajo en equipo?

El Scratch del 70 cumplió su objetivo de ganar el Mundial. Zagallo había dicho que eran los primeros en llegar y los últimos en irse y fue así; logró conformar un equipo que fue una verdadera máquina, para muchos “el equipo de los ensueños”, supo parar en la cancha a tantos buenos jugadores, supo plantear un esquema futbolístico de acuerdo a los jugadores que tenía, de manera que cada jugador pudo cumplir con su tarea y rol específico.

Brasil del 70 fue quien jugó mejor, quien se quedó con el Mundial con más comodidad y quien arriesgó más dentro de un campo no sólo poniendo a los famosos cinco números diez sino llegando al ataque con otros tantos jugadores.

Sus llegadas al área rival estaban protagonizadas por Pelé, Gerson, Tostao, Jairzinho, Rivelino, Clodoaldo y Carlos Alberto, y aquel equipo dirigido por Mario Zagallo representó al fútbol que jamás antes se había jugado, a toda una revolución de la redonda como ya hemos mencionado. Cinco geniales números diez como Pelé, la cabeza del Santos que jugó donde quiso, Rivelino, del Corinthians, que hizo de extremo zurdo, Tostao, del Cruzeiro, que hizo de delantero, Gerson, del São Paulo que hizo de mediapunta y, Jairzinho, de Botafogo que hizo de extremo diestro.

Brasil el 70 cumplió su objetivo y cometido desde un gran trabajo en equipo y priorizando su potencial ofensivo por la cantidad y calidad de delanteros con los que contaba. Obvio que hubo un equilibrio en defensa de manera que fueron muchos más los goles que anotó que los que le anotaron.

Frente a todo esto consideramos importante explicar algunas características o rasgos importantes para el trabajo en equipo.

En primer lugar la complementariedad; donde cada integrante del equipo domina una parcela determinada del proyecto. Cada quien cumple su tarea y rol a cabalidad porque tiene la habilidad, experiencia y conocimientos necesarios. Todos unidos logran el objetivo puesto que se complementan desde sus habilidades y experiencia. Cada integrante del equipo es importante en el mismo. Sus funciones, tareas y trabajos se complementan para el cumplimiento de la misión, objetivo y meta.

La segunda característica es la coordinación, en el caso de Brasil fue fundamental en primer lugar Mario Zagallo, quién planteo la estrategia en diálogo con los jugadores. Fue el líder que llego en el momento oportuno. En un equipo es fundamental la coordinación. Cada quién tiene que saber su función y saber también la función de los otros, de manera que sea un trabajo coordinado. El equipo se puede comparar a una orquesta sinfónica, donde cada músico tiene la partitura y sabe en qué momento interpretar su parte. Cada uno entra en el momento justo. En el Scratch del 70 cada uno sabía su rol y cumplía a cabalidad en el momento que le tocaba jugar.

[pullquote]Otra característica importante es la comunicación; el trabajo en equipo exige una comunicación abierta entre todos sus miembros, esencial para poder coordinar las distintas actuaciones individuales. La comunicación es una herramienta fundamental para el trabajo en equipo.[/pullquote]

Otra característica importante es la confianza; cada persona confía en el buen hacer del resto de sus compañeros. Esta confianza le lleva a aceptar anteponer el éxito del equipo al propio lucimiento personal. En este sentido es importante que cada quién entienda que está trabajando en equipo, y que la misión es común; la misión es de todo el equipo. Cada miembro trata de aportar lo mejor de sí mismo, no buscando destacar entre sus compañeros sino porque confía en que estos harán lo mismo; sabe que éste es el único modo de que el equipo pueda lograr su objetivo.

El otro rasgo importante es el compromiso; cada miembro del equipo se compromete a aportar lo mejor de sí mismo, a poner todo su empeño en sacar el trabajo adelante. Es importante que cada miembro esté identificado con la misión y totalmente involucrado con el equipo y lo que quiere lograr el mismo. Un integrante que no esté comprometido, que no esté identificado lastra al resto del equipo.

Valorando y Celebrando las diferencias

“La valoración de las diferencias (mentales, emocionales, psicológicas) es la esencia de la sinergia. Y la clave para valorar esas diferencias consiste en comprender que todas las personas ven el mundo no como es, sino como son ellas mismas”. (7 Hábitos de la gente altamente efectiva. 331. S. Covey)

Para lograr la sinergia y la eficacia en un trabajo en equipo es necesario valorar al otro como unidad inseparable bio-psico-espiritual, como don único e irrepetible, distinto a los demás; por todo esto es que su aporte será único, distinto e irrepetible. Es valorar que somos distintos y diferentes, pero es también celebrar esas diferencias, es decir alegrarnos porque somos diferentes. Si Zagallo no hubiese valorado lo distinto y diferente que era Riveliño de Pelé o lo que podía aportar Jairzinho teniendo ya en el equipo a Gerson probablemente nos hubiésemos perdido del famoso Scratch del 70 y hoy no pudiésemos ni asombrarnos ni contar la historia.

© 2015 – Humberto Del Castillo Drago para el Centro de Estudios Católicos – CEC

Humberto Del Castillo Drago

Humberto nació en la ciudad de Lima (Perú). Pertenece al Sodalicio de Vida Cristiana, y es fundador y director del Centro de Desarrollo Integral de la Persona Areté.

Actualmente reside en Medellín, Colombia. Puedes visitar su blog en psicologiayvirtud.blogspot.com

View all posts

Add comment

Deja un comentario