Hoy en el día de la Mujer les compartimos el vlog de Giuliana sobre el tema. ¡Mira y comparte!

Soy una convencida de que debe existir igualdad jurídica y social entre el hombre y la mujer. Ambos, hombre y mujer, tenemos igual dignidad y derechos, de eso no cabe ninguna duda. Aunque debo decirles que eso hoy no significa ser feminista y les digo esto a propósito del día de la mujer.

Por cierto, si estamos hablando de igualdad no entiendo por qué no hay día del hombre.

Ser feminista hoy, es detestar al hombre como si este fuera el culpable de todos los males de la humanidad, también significa detestar la maternidad, a la vida y hasta a Dios. Yo, no creo en eso.

Espero que respeten que pienso distinto, ahora que está de moda eso de la diversidad.

Tampoco creo que yo sea igual a mi esposo, ¡Gracias a Dios! porque detestaría tener que afeitarme todos los días.

Yo tengo, por ejemplo, entre otras diferencias un útero que me ha dado la bendición de ser madre de dos niños; mi esposo los ama como si él los hubiera cargado nueve meses, pero esos son detalles.

Tampoco creo que mi útero sea una construcción social, nací con él. De hecho la naturaleza tiene algo que decirnos, ¿no?.

Me encanta ser mujer, una mujer como la que Dios pensó cuando nos creó.

[pullquote]Me encanta ser una profesional dedicada, una hija, una hermana, una amiga, una ciudadana pero sobre todo me encanta ser esposa y madre capaz de dar vida, de protegerla, de cuidarla y educarla, y esto último no solamente no me hace sentirme menos que un hombre, sino al contrario agradecida de este gran don que tenemos nosotras para hacer todo esto por nuestra familia.[/pullquote]

Eso sí, para poder ser madre necesité de un hombre porque hasta ahora ningún método científico ha logrado crear vida sin un espermatozoide y un óvulo.

Yo me siento feliz de ser mujer, así como me ven con las diferencias que saltan a la vista, y me siento feliz que exista el sexo opuesto, que más que opuesto yo creo que somos complementarios. En este día de la mujer quisiera celebrar esto, la diferencia y lo complementario, es decir, esa riqueza que alimenta nuestra familia y nuestra sociedad.

© 2017 – Giuliana Caccia Arana para el Centro de Estudios Católicos – CEC

Giuliana Caccia Arana

Giuliana está casada y tiene dos hijos. Comunicadora social (Universidad de Lima) y Master en Matrimonio y Familia (Universidad de Navarra, España), es creadora de La Mamá Oca y autora del libro “Educación en serio. Reflexiones para ser los padres que nuestros hijos necesitan” (Ed. Planeta/Sello Diana). También es Directora del área de Familia del CEC.

View all posts

Add comment

Deja un comentario