Si damos una rápida mirada a las noticias nos daremos cuenta que existen distintas problemáticas que nos aquejan a diario y que nos dividen como países en temas culturales, políticos, sociales y porque no decirlo también, deportivos, y en ese sentido el Papa Francisco nos ha hablado de la Cultura del Encuentro.

Pero, ¿qué significa esa Cultura del Encuentro? ¿De que se trata todo eso ? Se trata de tender puentes, de aprender a dialogar, de aprender a escuchar, de buscar los puntos de encuentro, en el fondo, de tener la capacidad de perdonar, de proyectar algo que en verdad nos incluye a todos y de recoger la perspectiva del otro, pero sin perder la propia identidad.

Una Cultura del Encuentro en una sociedad donde, en el fondo, las diferencias puedan convivir, complementandose, enriqueciéndose e iluminándose unas a otras y esto empieza más cerca de lo que pensamos, en nuestras propias familias, si esto es en el diálogo entre un padre y un hijo y también a un nivel tan alto como las discusiones del G8.

¡Oye! Si la paz está a nuestro alcance. No son solo palabras bonitas: paz, paz y amor. ¡No! La paz tiene que hacerse cultura y esto no es tan difícil, empieza en el propio entorno en el que tú te mueves, con pequeños gestos. Qué cuesta dar las gracias. ¿Por favor? ¡Buenos días! Mirarse a los ojos. Cuántas veces vamos en el bus rumbo a nuestra casa o al trabajo y vamos mirando nuestros teléfonos sin mirarnos a los ojos, todos ensimismados. Qué cuesta una sonrisa, una palabra amable, ¿es tan difícil?

Y esto de promover la Cultura del Encuentro, no significa solo promover la paz social, porque la palabra “cultura”, ¿sabes lo que significa? Significa que algo ha penetrado en las entrañas de un pueblo, cuando algo se hace cultura es que se ha convertido en un estilo de vida. La paz no es solo ausencia de guerra, sino que se construye día a día.

Así que, bueno, si perdió tu equipo, si te encuentras con ese amigo que es del equipo contrario y tú perdiste, ¡dale un abrazo! ¡felicítalo! Si te encuentras con aquél que piensa distinto a ti, quizás políticamente o en lo cultural tienen ideas muy diferentes, bueno, da una sonrisa, invítalo a tomarse una cerveza, dale la oportunidad a esa amistad nueva, reconcíliate con él que quizás nunca pensarás igual, la paz es posible y depende de cada uno de nosotros.

¿Empecemos hoy? ¿Te animas?         

Carolina Requena Durán

Carolina es periodista y se ha especializado sirviendo en diversas instituciones de Iglesia como la Conferencia Episcopal de Chile, Radio María y ACI Prensa.

Además fue corresponsal para Latinoamérica del canal EWTN donde estuvo a cargo de las coberturas en vivo de visitas papales.

Actualmente es Directora Editorial y de Contenidos del CEC (Centro de Estudios Católicos) y además es Directora y guionista de la serie de documentales www.tesorosdelpueblo.com

View all posts

Add comment

Deja un comentario