Quedan pocos días para que termine la Cuaresma…¿tendremos que ir pensando ya en una parrillita?

Para muchos la Cuaresma es un tiempo aburrido, es un tiempo triste, es un tiempo sin gracia, es un tiempo que hay que tratar de pasar rápido. Pero los que de verdad hemos tratado de vivir la Cuaresma como la Iglesia nos enseña, nos damos cuenta de que es un tiempo lleno de gracia, lleno de bendiciones. ¿Por qué? Porque vamos dejando de lado todo lo que nos separa de Cristo, todo lo que nos separa de su corazón y por lo mismo, nos vamos acercando a Él y así vamos reconociendo la razón de nuestro existir.

Por lo mismo, hay ciertas cosas que hemos vivido durante esta Cuaresma y que yo te recomiendo que, a partir de la Pascua, no olvides.

En primer lugar, vivir las Obras de Misericordia. Es verdad que durante la Cuaresma, tenemos que esforzarnos por vivirlas particularmente, pero ellas no tienen tiempo. Deben vivirse todo el año.

Segundo, el comprender que así como la Cuaresma es un tiempo de conversión, de dejar que Cristo nos vaya convirtiendo, nos vaya transformando, todo el año también tiene que ser un tiempo de conversión. Es verdad que durante la Cuaresma ponemos especial atención en eso, pero sería muy complicado si durante el resto del año nos olvidamos de esto. ¿Nos convertiríamos de verdad a Jesucristo si es que no tenemos la mente puesta en ser cada día más como Él?

Y en tercer lugar, así como nos vamos convirtiendo a Jesucristo y le pedimos perdón a Dios por todos nuestros pecados, es importante nosotros también perdonar a los que nos ofenden. Es por eso que no sólo durante la Cuaresma, sino también durante todo el año, podemos decirle a todos aquellos que puedan haberte hecho algo, “yo te perdono”, y verás que la gracia de Dios se multiplicará en tu corazón.

Recuerda, la fe cristiana no es una fe cuaresmal, es una fe pascual, pero lo que hemos hecho durante la Cuaresma que nos ha traído tanto provecho espiritual, también lo podemos hacer durante el año. ¿Para qué? Para justamente vivir una fe cada vez más pascual y más plena.

¡Que Dios te bendiga!

© 2017 – P. Sebastián Correa Ehlers para el Centro de Estudios Católicos – CEC

P. Sebastián Correa Ehlers

El P. Sebastián nació en Santiago de Chile en 1982. Desde muy joven se dedicó a la pintura y a la fotografía, habiendo realizado exposiciones de su trabajo en Perú y Chile. Ha publicado dos libros: "El Espíritu del Lugar. Naturaleza y arquitectura en Arequipa", estudio fotográfico sobre la arquitectura y cultura de algunos lugares del Perú; y "Suyajruna", que contiene el testimonio fotográfico y periodístico de 10 artistas populares del Perú, sobre sus orígenes, sus tradiciones, su arte y su religiosidad.
Realizó estudios de arquitectura en la Universidad de Chile, y de filosofía y teología en la facultad de Teología Pontificia y Civil de Lima.
En la actualidad es capellán de la Universidad Gabriela Mistral, miembro del Consejo Directivo de la Fundación CRECE CHILE y director general del Centro de Estudios Católicos CEC.

View all posts

Add comment

Deja un comentario