¿Cuantos caminos? how many roads? se preguntaba Bob Dylan en la canción que se convirtió en himno de la emblemática y rebelde generación de los años 60. Había nacido en Duluth, un pequeño pueblo de Minnesota en 1941. De origen judío, Robert Zimmerman cambia en 1959 su nombre a Bob Dylan y, tras abandonar la universidad antes de terminar el primer año, se traslada a Nueva York para probar suerte en su pasión, la música. En pubs del barrio bohemio de Greenwich Village inició una carrera artística que lo convertirá en uno de los más trascendentes cantautores de la historia. Robert Sheldon, un clarividente periodista del New York Times, captó el talento y carisma del aún desconocido Dylan, y escribe sobre él en 1961 «…su forma de componer lleva la marca de la originalidad y la inspiración…pero importa menos dónde ha estado que adónde se dirige».

De creatividad incansable su música transita y fusiona géneros típicamente americanos, el folk, el country y el blues, creando su propio estilo inconfundible. Virtuoso de la armónica y con una voz muy particular y no particularmente melódica, Dylan incursiona también en el rock. Sus facetas son innumerables: músico, compositor, cantante, poeta, pintor… como ha señalado uno de sus biógrafos, «su historia no permite cerrarse hoy porque no sabemos que será capaz de generar mañana».

[pullquote]En las letras de sus canciones están los afanes de búsqueda, como si fuera un permanente peregrino de infinitud, augurios de toda una época de insatisfacción, protesta, violencia, consumo y, cómo no? también amor. Dylan se convirtió en el profeta de una generación y ya en 1964 advertía que «¡los tiempos están cambiando! Venga gente, dondequiera que estén, reúnanse y admitan que las aguas han crecido a nuestro alrededor y acepten que pronto estaremos calados hasta los huesos, si creen que estamos a tiempo de salvarnos es mejor que comiencen a nadar o se hundirán como piedras, ¡porque los tiempos están cambiando!».[/pullquote]

Incómodo con las normas y convenciones, Dylan evita ser manipulado por las interminables campañas de protesta de los años 60. Líder voluntario e involuntario del tiempo de la contracultura y la lucha por los derechos civiles, supo interpretar a la juventud con letras sugerentes y provocativas, contestatarias, clarividentes y proféticas. Compositor de calidad excepcional, escritor imaginativo y prolífico, con más de 50 álbumes, que expresan los anhelos, amores y miedos del hombre contemporáneo. Sus constantes evoluciones estilísticas, filosóficas y espirituales nos muestran a una leyenda viviente de la música que con sus letras se convierte también en poeta.

En su fascinante trayectoria, durante 1979, tras su separación matrimonial se acercó al cristianismo. Su producción musical de aquellos años muestra ese guiño religioso. Entre 1979 y 1981 aparecieron los que hoy se conocen como sus “discos cristianos”, titulados “Slow train coming” (El tren que viene despacio), “Saved” (Salvado) y “Shot of love” (Impacto de amor). Hay incluso testimonios de conversiones fruto de las letras de Dylan, algunas de las cuales abren el corazón a lo trascendente. En una de las canciones de “Saved” se escucha “Sólo hay un camino… y conduce al Calvario”.

En 1963 Bob Dylan, junto a Joan Baez, cantaron en Washington en la marcha en la que Martin Luther King pronunciaba ante 200.000 personas el famoso “I have a dream”. Veinticinco años después, Bob Dylan cantaba “Knocking´ on Heaven’s Door”, “Llamando a las puertas del Cielo”, ante Juan Pablo II y 300.000 jóvenes católicos durante el Congreso Eucarístico de Bolonia. Allí afirmó sin complejos: «Soy alguien que cree. Lo vivo así y lo he manifestado en mis canciones… yo soy creyente». Juan Pablo II, parafraseando a Bob Dylan afirmaba: «¿Cuántos caminos? Hay uno sólo: ¡Cristo es el camino que el hombre tiene que recorrer antes de ser llamado hombre!».

[pullquote]¿Adónde se dirige Bob Dylan? la respuesta luego de más de 50 años de carrera no es fácil de responder… está soplando en el viento, Blowin’ in the wind, como él mismo anunció.[/pullquote]

© 2016 – Gonzalo Larios Mengotti para el Centro de Estudios Católicos – CEC

Gonzalo Larios Mengotti

Gonzalo Larios Mengotti es Doctor en Filosofía y Letras, mención en Historia Contemporánea, por la Universidad de Navarra, España y Licenciado en Historia de la Pontificia Universidad Católica de Chile.
Actualmente es profesor Titular de la Universidad Gabriela Mistral; y Profesor Investigador Instituto de Historia/CEUSS Universidad San Sebastián.

View all posts

Add comment

Deja un comentario