Como buzo mariscador, Alejandro Cubatte vive su fe desde el contacto más directo con el mar. Cada año es responsable de la procesión anual del mar de Nuestra Señora de la Candelaria, donde los buzos guían el camino de la imagen de la Virgen. “La Virgen nos da esa fortaleza y esa fe. Uno sale con fe y se encomienda a su Madre”. Conoce su historia en este nuevo capítulo de Crónicas de Esperanza.

Fuente: Iglesia de Santiago

Agregar commentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.