¿Cuál sería el resultado de una autopsia de Jesús? Algunos historiadores y médicos han narrado desde sus profesiones sus opiniones sobre la trágica muerte de nuestro Señor. Lo más increíble, es que entre estas descripciones científicas y los hechos narrados en el Evangelio, existen muchas coincidencias.

Primer resultado de la autopsia: La Cruz de Jesús

Según Armando Pérez de Nucci, Doctor en Filosofía y Medicina, el peso de la cruz entera era de 136 kg. aproximadamente.

Jesús lleva a cuestas el madero horizontal de la cruz, llamado “patibullum” colocado sobre su cuello y balanceando un peso de 57. kg sobre sus hombros. El camino hacia la muerte se tornaba más tortuoso aún con el fuerte sol del mediodía en Jerusalén.

Flavio Josefo, un respetado cronista del paganismo, relata: “Se burlaban de él lanzándole escupitajos y gritándole: ‘Si tu Dios te quiere tanto, que venga a salvarte’. Parecían perros sedientos de sangre tras los despojos del pobre hombre”. Pero ante las ofensas e insultos, Jesús responde con amor, según Plinio, el joven, en sus anotaciones romanas: “Y, sin embargo, aquel condenado adolorido y sangrante, los miraba a todos con una mirada mansa y piadosa”.

Pero, ¿cómo logró soportar tanto dolor? Cayo Graciano hace la siguiente descripción: “Cuando llegó al monte, el Nazareno, que además era muy flaco, tenía la espalda tan desgarrada que quienes estaban más cerca de él dicen que pudieron verle algunos fragmentos de la columna vertebral, a pesar de los borbotones de sangre que le brotaban”

Así mismo, Zacarías Frank, uno de los investigadores médicos más respetados del siglo XX se pregunta: “¿Cómo pudo resistir ese hombre semejante dolor durante tanto tiempo?”

Es importante agregar que incluso existe una palabra en medicina para definir un dolor insoportable, que es relacionada con la muerte en la cruz, “dolor excruciante”, que según la Academia Inglesa de Medicina y el Diccionario Oxford, se define como “dolor atroz, insoportable y agonizante”. Teniendo como origen la palabra latina Crux, es decir Cruz.

Sin embargo, recordemos que el peso que llevaba Jesús, no era solo físico. Jesús cargó el peso del sufrimiento, de las traiciones, de nuestros dolores y de cada uno de nuestros pecados. Él libremente quiso tomarlos sobre sí, para darles un sentido redentor.

Entonces [Pilato] se lo entregó para que lo crucificaran. Tomaron a Jesús, y, cargando él mismo con la cruz, salió al sitio llamado «de la Calavera» (que en hebreo se dice Gólgota), Juan 19,16-17

© 2017 – Centro de Estudios Católicos – CEC

Departamento Editorial del CEC

El Departamento Editorial del CEC tiene a su cargo la gestión del programa de publicaciones, la organización de los sistemas de evaluación de originales, la corrección de manuscritos (impresos o electrónicos) y la dirección del proceso de producción en todos los niveles de trabajo. El Departamento Editorial está a cargo del Director Editorial y su equipo de trabajo.

View all posts

Add comment

Deja un comentario