¿Cuál sería el resultado de una autopsia de Jesús? Parte IV: la coronación de espinas.

Santiago Santidrián, catedrático de Fisiología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Navarra, nos explica desde el punto de vista fisiológico la coronación de espinas.

Posiblemente las espinas provinieron de la planta Euphorbia esplendens. Las espinas son hojas modificadas que dan lugar a formaciones agudas, aleznadas. Pueden tener una longitud 2 o 3 cm. Producen múltiples heridas pequeñas punzantes e incisiones.

En el caso de Jesús, abarcaron la parte superior de la frente y continuaron hacia atrás por ambos lados de la cabeza, afectando a los huesos parietales, temporales y el occipital. Las heridas fueron profundas y traspasaron todo el cuero cabelludo. Los pabellones auriculares, igualmente, fueron perforados por la acción de los pinchos punzantes de la corona.

Según los Evangelios, la corona de espinas fue hendida, presionada, apretada sobre la cabeza de Jesús con golpes de palos que los soldados romanos le propinaron. Todo el cabello, en su longitud, se encontraba empapado de sangre húmeda o con costras originadas al secarse y coagularse la sangre. El dolor generado en las muy abundantes terminaciones nerviosas cutáneas craneales que captan estímulos dolorosos (nocirreceptores), es muy agudo. La pérdida adicional de sangre, que debió resbalar por la frente, cayendo hasta los ojos, pudo haber generado visión borrosa. Además, debemos pensar que ya era la tercera hemorragia: sudor de sangre, flagelación, coronación de espinas. Es probable, entonces, que se desarrollara un cuadro de coagulación intravascular diseminada como consecuencia de la existencia de muchas lesiones y traumas en el cuerpo de Jesús.

Pilato lo presenta al pueblo con un aspecto espantosamente deplorable: “Ahí tenéis a vuestro rey” (Jn, 19, 14). “Le ciñeron una corona de espinas entretejidas, y comenzaron a saludarle: «Salve, Rey de los Judíos»…“…Y golpeaban su cabeza con una caña, le escupían y, doblando las rodillas, le adoraban.” (Mc 15, 17-19).

 

Departamento Editorial del CEC

El Departamento Editorial del CEC tiene a su cargo la gestión del programa de publicaciones, la organización de los sistemas de evaluación de originales, la corrección de manuscritos (impresos o electrónicos) y la dirección del proceso de producción en todos los niveles de trabajo. El Departamento Editorial está a cargo del Director Editorial y su equipo de trabajo.

View all posts

Add comment

Deja un comentario