Para nadie es ajeno que hasta tan solo unas pocas décadas, las mujeres estaban destinadas a los oficios domésticos. Era impensable que una mujer estudiara, menos aún que trabajara y lograra éxitos por dicha labor. Sin embargo, María Gaetana Agnesi, logró imponerse a esta realidad y resaltar en el mundo de las ciencias.

Pero, ¿cómo lo logró? Gracias al empuje de su padre. Él sabía lo importante que era la educación y María la pudo recibir desde pequeña. Su familia tenía buenos recursos económicos, y su padre consideraba que las mujeres debían ser instruidas. María desde muy joven conocía varios idiomas. Posteriormente llegó a ser matemática y una gran filósofa.

Logró destacarse en el ámbito científico por su obra conocida como “Instituciones”. En este tratado, explica de manera clara, sencilla y pedagógica, el estudio del álgebra hasta las ecuaciones diferenciales. Su obra llegó a ser el primer texto completo de Cálculo, utilizado en muchas universidades.

¡Pero eso no es todo! María, fue una mujer muy católica y buscó compartir sus bienes con los más necesitados. Muere a los 53 años en un hospicio donde sirvió a muchas personas en los últimos años de su vida.

En María Gaetana Agnesi encontramos un modelo de mujer de fe que nos muestra una vida entregada a Dios y a los demás y que además, defendió sus conocimientos en pleno siglo XVIII cuando la mujer no tenía espacios en el mundo científico.

© 2017 – Centro de Estudios Católicos – CEC

Agregar commentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.