Muchos me preguntan, ¿cómo se hace, hoy en día, para que los hijos sean felices?

Y son chicos que prácticamente, nacieron con las tablets, con el celular, etc.

¿Cuál es el problema de eso? Que a veces, los chicos, los jóvenes, están reunidos juntos y siguen viendo su celular. Entonces, obviamente, eso hace que no creen lazos fuertes de amistad.

Miren, una cosa que es clave, es que se relacionen, como estas chicas, osea que no estén amarrados al celular, sino que se sienten a conversar, a compartir. Esto es lo que necesitamos y esto es en lo que los papás tienen que ayudar a sus hijos.

Ustedes jóvenes, tienen muchas otras maneras de vivir la amistad, estar aquí juntos en el parque, jugar, divertirse, hacer algún deporte.

Y lo que yo les quiero decir papás, jóvenes, es que hay muchas más cosas para hacer que simplemente estar jugando con la tecnología.

Entonces, esa relación humana, es una cosa más importante para la felicidad.

© 2017 – Pablo Augusto Perazzo para el Centro de Estudios Católicos – CEC

Pablo Augusto Perazzo

Pablo nació en Sao Paulo (Brasil), en el año 1976. Vive en el Perú desde 1995. Es licenciado en filosofía y Magister en educación. Actualmente dicta clases de filosofía en el Seminario Arquidiocesano de Piura.
Regularmente escribe artículos de opinión y es colaborador del periódico “El Tiempo” de Piura y de la revista "Vive" de Ecuador. Ha publicado en agosto de 2016 el libro llamado: “Yo también quiero ser feliz”, de la editorial Columba.

View all posts

Add comment

Deja un comentario