Ya les he dicho varias veces que es bueno que los padres nos formemos en algo más que solo pedagogía familiar

¿Se acuerdan que les dije que de vez en cuando era bueno leer antropología, filosofía y literatura?

Bueno, yo hice eso en la mañana, estuve revisando y encontré una carta, que le escribió el dramaturgo ruso Antoine Chejov a su hermano Nicolai, que era alcohólico, y quiso mandarle unos consejos para ver cómo se podía convertir en un hombre civilizado; y me pareció genial poder copiarnos esos consejos para poder educar a nuestros hijos.

Aquí se los menciono:

Primero, respeta a los demás, si, sé amable.
Segundo, no hagas pataletas por tonterías, en realidad, nunca hay que hacer pataletas.
Tercero, nunca actúes con los demás como si estuvieras haciéndoles un favor.
Cuarto, no seas compasivo sólo con los pobres o con los animales, preocúpate de verdad por todas las personas. (Preocúpate por todos)
Quinto, respeta la propiedad de los demás y paga tus deudas.
Sé sincero, sí, la típica ¡no mentir!
Séptimo, que es bien difícil, aprende a callar y de paso respeta el silencio de los demás.
Octavo, no vivas de chismes. (¡No chismes!)
La novena es no te hagas la víctima.
El décimo, no te creas lo máximo ¿Sabes que el verdadero talento es discreto?
El penúltimo consejo es, cultiva tu sensibilidad estética, sí, no veas tonterías en la televisión y el cine.
Y el último consejo, que es la regla de oro para vivir, valora cada hora como lo que es, preciosa.
Todos estos consejos nos pueden servir no sólo para educar a nuestros hijos sino para formarnos y mejorar nosotros cada día.

 

© 2017 – Giuliana Caccia Arana para el Centro de Estudios Católicos – CEC

Giuliana Caccia Arana

Giuliana está casada y tiene dos hijos. Comunicadora social (Universidad de Lima) y Master en Matrimonio y Familia (Universidad de Navarra, España), es creadora de La Mamá Oca y autora del libro “Educación en serio. Reflexiones para ser los padres que nuestros hijos necesitan” (Ed. Planeta/Sello Diana). También es Directora del área de Familia del CEC.

View all posts

Add comment

Deja un comentario