CUANDO EL BUEN OBRAR NOS PIDE CAMBIAR NUESTROS PROPIOS PLANES

Muchas veces en la vida enfrentamos diferentes situaciones que implican realizar algún cambio en nuestros proyectos personales. Esta situación puede darse tanto en el ámbito familiar como en el profesional. La vida del Padre Julius Nieuwland nos da un testimonio concreto de esos quiebres personales que a veces debemos hacer incluso a costa de nuestros propios planes.

El sacerdote Belga Julius Arthur Nieuwland, Ph.D. en Química, perteneciente a la Congregación de la Santa Cruz, es reconocido en el ámbito científico por sus aportes a los estudios del Acetileno y su uso en la producción del caucho sintético. Fue ordenado sacerdote en el año de 1903. Recibió su titulación como Ph.D. al año siguiente, y continuó realizando sus investigaciones científicas junto con su entrega pastoral como sacerdote.

En medio de sus investigaciones, descubrió el compuesto químico lewisita, sin embargo decidió no continuar con este trabajo, ya que dicho elemento es sumamente tóxico y venenoso. En efecto, es utilizado en la fabricación de armas químicas y a veces utilizado en combinación con el gas mostaza. Lastimosamente, el químico y militar Winford Lee Lewis en el año de 1918 encontró la tesis doctoral del P. Nieuwland, utilizando dicho conocimiento para elaborar un arma química, conocida en la década de 1920 como “rocío de la muerte” ((https://es.wikipedia.org/wiki/Lewisita))

Quizás pocos conozcan este capítulo de la historia del P. Nieuwland. Con su gran capacidad de investigación y análisis pudo elegir entre continuar investigando el compuesto químico conocido como lewisita, y probablemente lograr “grandes reconocimientos” con lo que se derivaría de este trabajo o suspender la investigación para evitar hacerle un daño a las personas.

El P. Nieuwland muere en Estados Unidos el 11 de junio de 1936, luego de una vida entregada a la investigación, a la docencia universitaria y al servicio de los demás en su estado clerical.  Pasó a la historia no como el creador de un arma química, sino como sacerdote entregado y gran científico que contribuyó a la producción del caucho sintético. Son decisiones que por más pequeñas o grandes que sean, contribuyen a construir o destruir el mundo.

© 2017 – Centro de Estudios Católicos – CEC

Centro de Estudios Católicos

El Centro de Estudios Católicos CEC nace en 1969 en Lima (Perú), como una iniciativa de un grupo de jóvenes universitarios.

View all posts

Add comment

Deja un comentario