Cada año 1 de cada 700 bebés, nace con Síndrome de Down, es decir, cerca de 6 mil bebés al año.

¿Puede ser este síndrome razón suficiente para realizarse un aborto?

Mucho se ha hablado de las causas de este síndrome y de cómo, a través del tiempo, ha existido una evaluación respecto a las expectativas de vida y capacidades de quienes lo poseen.

Hoy los niños que tienen Síndrome de Down han demostrado ser capaces de desarrollarse en un colegio con compañeros que no lo poseen. Con ayuda, logran avanzar en su aprendizaje. Juegan. Cantan. Ríen… como todos los seres humanos.

El problema es que, en varios países del mundo, se ha comenzado a considerar una de las causas para realizar un aborto, debido a lo “difícil” que puede ser la vida de quien lo posee o crianza de los padres o tutores.

Todo esto ha llevado a que en un país ya no existan nacimientos con Síndrome de Down.

¡Sí! tal cual, en Islandia, todo los bebés… el 100% de los diagnosticados con Síndrome de Down, son abortados.

El Dr. Peter McParland, obstetra del National Maternity Hospital, declaró que “no ha habido un solo nacimiento de bebés con Síndrome de Down en los últimos cinco años”.

Dejaron de realizar estudios para encontrar tratamientos que ayuden a los niños… simplemente, se les elimina.

Lo peor es que, hay países que se están acercando a esta cifra. En USA el 85%, en Reino Unido el 90% y en España el 95%, de los bebés diagnosticados con Síndrome de Down, son abortados.

¡Inaceptable! ¿Podemos castigar con quitarle la vida a esos bebés por tener un cromosoma más? ¿Hacia dónde estamos dirigiendo este mundo?

Agregar commentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.