¿Quieres ser feliz y no sabes por dónde empezar? ¿Cansado de que te den recetas para lograrlo y finalmente no llegar a nada? Hoy te quiero proponer 5 herramientas que te pueden ayudar.

1.- Creer que puedes ser todo lo feliz que anhelas


Al principio yo siempre pensaba que eso era algo sencillo o ingenuo de decir. Sin embargo, me he dado cuenta a lo largo de mi vida, que no son pocas las personas que efectivamente no creen que existe esa felicidad tan anhelada. Yo creo que muchos creen que no es posible vivir la felicidad como quisieran o todo lo que quisieran. También me doy cuenta, que simplemente muchos no saben qué hacer, y, por lo tanto, se quedan en el camino. Tengo que ser honesto, pues hace años no creía que existiera eso de la felicidad infinita.

A veces las comparaciones nos ayudan a entender mejor algunas cosas. Pienso, por ejemplo, en el hecho que a diario tengo hambre. Es una experiencia que todos tenemos. Si tengo hambre, es lógico que exista la comida. Ese querer ser plenamente feliz es como el hambre, todos nacemos con ese deseo. No hay que reflexionar, o ponernos a pensar: ¿Quiero ser feliz? Es un deseo con el que todos nacemos.

Por lo tanto, así como el ejemplo de la comida; si tenemos un anhelo de felicidad infinita, entonces tiene que existir. Si no fuese así, habríamos nacido para ser unos frustrados. Yo hubiese preferido no haber nacido.

  1. 2.- La clave de la felicidad es vivir el amor


Esto es algo que lo fui entendiendo en la medida que crecía. Amar y ser amado. No me fue difícil entender eso. Sin embargo, me he dado cuenta, que la tendencia, por lo menos en mi caso, es que al final termino más preocupado por mis cosas, que las dificultades de los demás.

Es fácil querer que me amen. Constantemente percibo, que naturalmente busco la valoración de los demás, que me reconozcan. Pero, si algo aprendí, es que no puedo quedarme ahí. Necesito que me amen, obviamente, ¿quién no lo quiere? Pero, no me fue fácil aprender a amar a los demás. Eso implica preocuparme, comprometerme, involucrarme con el otro. Dejar de estar sólo preocupado por mis cosas (por más buenas y necesarias que sean) y “hacer un espacio” para los demás. Desde hacer algo concreto, hasta el simple hecho de escuchar lo que quieren decirme. Muchas veces cuesta, pues vivimos en un mundo que promueve el egoísmo, el individualismo y recurrir al otro solamente cuándo y cómo lo necesito.

En síntesis, estar encerrado en mi “burbuja de cristal”. Si no salgo de mí mismo, nunca tendré la experiencia gratificante de que soy valioso para los demás, que puedo ayudar y preocuparme por el otro. Créanme, ayudar es mucho más gratificante que esperar que todos “giren a mí alrededor”.

  1. 3.- Conocerte a ti mismo


Esto es algo sumamente importante. Muchas veces no he sabido  bien qué hacer con la vida, qué sentido darle. Hay veces que nos entra la angustia, la ansiedad, las depresiones y las tristezas. Lo peor, es la experiencia de no saber qué hacer. No saber porque me pasa eso.

El punto es que no sabré bien cómo vivir, si es que no me conozco. Es como entrar a un cuarto oscuro. Entras y te tropiezas contra la mesa, te rompes una pierna, te chocas contra la lámpara. Si quieres conocer la sala y ver los muebles, incluso maravillarte con la obras de arte que puede tener, tienes que abrir las ventanas y dejar que entre la luz. Luz que ilumine tu vida. Les comparto que en la medida que dejé que la luz entrara más y más en mi corazón, las cosas fueron encontrando su sitio. Mi vida cobró más sentido.

  1. 4.- Superar los obstáculos


Todas las cosas que son importantes en la vida, cuando las he querido hacer bien, implicaron de mi esfuerzo. Normalmente aparecen en el camino distintas dificultades. Cuando he querido destacar en algún deporte, me exigía mucho sacrificio. No era fácil.

Para entrar a las mejores universidades igual, esfuerzo, sacrificio y estudio constante. Para conseguirse un buen empleo, tenemos que demostrar las habilidades y virtudes que tenemos ¡Imagínate cuando hablamos de ser felices! ¡Descubro que es de las metas más importantes en mi vida!

Yo lo veo como una aventura. Me recuerda la experiencia de subir un cerro muy alto. No es fácil. Implica mucho esfuerzo, y a lo largo de la subida, realmente no sabes cuánto más esfuerzo te falta para llegar a la punta. Pero cuando estás arriba y puedes ver todo el valle, la alegría que sientes es inmensa, a tal punto, que ya no te interesa  el esfuerzo que te costó.

  1. 5.- No dejarse engañar por el mundo

Finalmente, pero no por eso menos importante, tenemos que ser muy críticos con las ofertas del mundo. Son muchas las cosas que se nos presentan “en bandeja”.  Las películas, series de televisión, revistas, propagandas que nos muestran tantas cosas “hermosas”. Como los placeres, el consumismo o materialismo y la fama que uno puede tener. Uno llega al punto de pensar realmente, que todas estas cosas son el camino para la felicidad.

Tristemente, muchas veces me he dejado llevar por esos engaños. Me da lástima cuando pienso que he perdido unos que otros años de mi vida, creyendo que así alcanzaría mi felicidad. No me imagino la frustración de aquellos que llegando a los 50 o 60 años, recién se dan cuentan que vivieron engañados.

Lo importante que debemos hacer es reflexionar con tranquilidad, y pensar si esos “productos”  que nos ofrece el mundo, pueden saciar ese anhelo que tenemos de felicidad. A mí me cuestiona mucho la cantidad de cantores, actores y personajes públicos que lo tienen todo, y aun así llegan al punto de suicidarse. Me cuestiona y me hace reaccionar.

Sin duda, lograr la felicidad es un camino que debemos recorrer con sus altos y sus bajos, pero teniendo en cuenta estos 5 tips, la ruta puede hacerse más fácil.

© 2017 – Pablo Perazzo para el Centro de Estudios Católicos – CEC

Pablo Augusto Perazzo

Pablo nació en Sao Paulo (Brasil), en el año 1976. Vive en el Perú desde 1995. Es licenciado en filosofía y Magister en educación. Actualmente dicta clases de filosofía en el Seminario Arquidiocesano de Piura.
Regularmente escribe artículos de opinión y es colaborador del periódico “El Tiempo” de Piura y de la revista "Vive" de Ecuador. Ha publicado en agosto de 2016 el libro llamado: “Yo también quiero ser feliz”, de la editorial Columba.

View all posts

Add comment

Deja un comentario